Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

16/04/13 - 04:20 Opinión

Renace fantasma del terrorismo

Los atentados con bombas perpetrados ayer en el final del Maratón de Boston y el incendio registrado en una biblioteca de la ciudad hicieron renacer en Estados Unidos y en buena parte del mundo el fantasma del terrorismo. Aunque al momento de escribir este comentario aún no se conoce a cabalidad cuáles fueron las causas y cuántos los autores de ese atentado que provocó la muerte de tres personas y heridas a más de cien, es claro que se trata de una acción extremista.

EDITORIAL

Solo el terrorismo puede explicar la causa de que las dos bombas fueran colocadas para que estallaran a pocos metros de la meta de una de las carreras internacionales de maratón más famosas. Los videos tomados por las cámaras que captaba el final del evento deportivo registraron las explosiones y el enorme peligro en que estuvieron docenas de personas y de atletas que se encontraban en el lugar, a los pies de banderas de todos los países de donde son originarios los miles de participantes.

El tercer incidente se trató de un incendio que la Policía desvinculó con las explosiones; sin embargo no elimina el temor de una conspiración planificada para sembrar el pánico en Estados Unidos, a 12 años del atentado a las Torres Gemelas de Nueva York, que causó la muerte de unas tres mil personas originarias de docenas de países. Las medidas tomadas por el gobierno de ese país demuestran que la reacción inmediata puede ser el efecto que los autores del sangriento hecho buscaban.

El ciudadano promedio estadounidense ha estado tradicionalmente convencido de la efectividad, sin excepción, de las entidades encargadas de la seguridad, tanto dentro como fuera de las fronteras nacionales. Aún así, la vastedad de ese territorio y la enorme movilidad social, en la práctica, imposibilitan asegurar que un hecho como el aquí comentado no se pueda perpetrar.

Al hacer un análisis acerca de la cantidad de personas involucradas, se puede intuir que no deben necesariamente ser muchas. Expresar esto no implica apartar la posibilidad de que en lo ocurrido ayer haya participación de terroristas foráneos o internos. Es un hecho que Estados Unidos tiene enemigos fuera de sus fronteras que podrían tener participación en un acto violento como el ocurrido.

La tragedia registrada en las Torres Gemelas cambió al mundo en cuanto a las medidas de seguridad y los registros a ciudadanos de todo el globo en aeropuertos, fronteras, puertos y ferrocarriles. Los atentados terroristas de Madrid, sucedidos hace nueve años, desencadenaron un cambio en el resultado de las elecciones españolas del 2004. Las tres bombas de ayer en Estados Unidos, poca duda cabe, afianzarán las medidas de seguridad en ese país.

Las investigaciones oficiales permitirán conocer todo lo que no se sabe ahora acerca de las explosiones ocurridas ayer. Una vez sabido esto, será posible calificar y comentar la reacción emanada y dirigida por el gobierno estadounidense. Lo ocurrido demuestra que en los tiempos actuales ha aumentado la posibilidad de acciones terroristas, sin que ello implique necesariamente incapacidad institucional.

Más noticias de Opinión

Herramientas

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.