Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

04/04/13 - 00:00 Opinión

INDEPENDENCIA

Sentido común (III)

“Un total de 137,466 estudiantes de diversificado en el ámbito nacional fue evaluado en 2012 por el Ministerio de Educación. De ellos, el 92.70% reprobó en matemática, mientras que en lectura el 75.53% no llegó al puntaje mínimo”. Siglo 21 1/4/2013. ¿Qué otro resultado podemos esperar de un sistema obsoleto detrás del cual seguimos poniendo miles de millones de quetzales? Puro sentido común, ¿no le parece? “La deficiencia es en el sistema educativo nacional: los resultados son los mismos año tras año.

JUAN CALLEJAS VARGAS

No evalúan para tomar decisiones, no hacen nada para mejorar los resultados, siguen graduando a gente mediocre, asegura JoséÁngel de la Cruz, coordinador del Sistema de Ubicación y Nivelación, de la Usac”. Esto recuerda las graduaciones por decreto de uno de tantos gobiernos militares.

¿Qué otra valoración se puede hacer, si nuestras mismas cúpulas de liderazgo en cualquiera de sus expresiones —religiosas, estatales, políticas, empresariales y educativas— no somos capaces de reaccionar con tan vergonzantes resultados?

“El Índice de Competitividad Global de WEF (2012-2013) evidencia las deficiencias en las capacidades adquiridas en el sistema educativo nacional, con un máximo de siete puntos en las pruebas de Matemática y Ciencias. Guatemala se encuentra con 2.4, en el puesto 137 de 144 países, superado por El Salvador, con 2.5, y Costa Rica, 4.5, que se ubica en el puesto 41; incluso por encima de Argentina, 3.1, y Chile, 3.0, según informe de Empresarios por la Educación”.

¿Qué otro lugar, sino entre los más atrasados, podemos ocupar, si continuamos atendiendo el sistema educativo con ideas, metodologías, infraestructura y herramientas de siglos atrás?

Para dramatizar el contraste del conformismo que las élites empresariales del país tienen respecto de la educación, en forma poco explicable para un servidor, una institución nacida bajo la influencia del sector privado, con el rimbombante nombre de Consejo Económico y Social, se atreve a publicar un comunicado en apoyo a la gestión actual del Mineduc, en el que osa afirmar en sus considerandos que: “hoy en día la cobertura escolar a nivel primario está cubierta en su totalidad…”.

Afirmación que es una gruesa falacia. Con un poco de sentido común y atención a las realidades de los números fríos cae por su propio peso. Examine usted la proporción de estudiantes que logran mantenerse dentro de sus clases después de haberse inscrito y, peor aún, la proporción de estudiantes que alcanzan a terminar su primaria, y para terminar con el cuadro constate que en las propias narices de las autoridades educativas las evaluaciones revelan verdades que avergüenzan.

NO sin razón, en carta del 12 de marzo del presente año, la Representante Titular ante el Consejo Nacional de Educación (CNE) por los Centros Educativos Privados, Ana Lucrecia M. de Palomo y su suplente, Diana Brown de Padilla, le aclaran al despacho ministerial, entre otros, el punto anterior así: “Que la cobertura escolar actual en el nivel primario no ha variado en gran medida desde 2007 como lo indica la información estadística oficial del Ministerio de Educación…”.

Buscando el sentido común necesario, ¿No será ya tiempo de que nos dejemos de querer engañar infantilmente y enfrentemos la realidad del descomunal reto que tenemos para transformar de verdad el país y crear un verdadero sistema educativo para el presente y futuro de nuestra niñez?

Más noticias de Opinión

Herramientas

Multimedia

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.