Opinión

HAGAMOS LA DIFERENCIA

Aguas con el agua

Samuel Reyes Gómez

Samuel Reyes Gómez

Archivado en:

Samuel Pérez Gómez

En los últimos meses, en este mismo diario, han aparecido noticias alarmantes sobre el recurso agua en el planeta, cito algunas: “La localidad de Nazar Sarani, en el sureste de Irán, fue antaño una isla, pero ahora es un desierto por efecto de la crisis desatada por la falta de agua en el país, que no deja de empeorar”; “Tres años después de una hambruna causada por el conflicto y la sequía que mató a casi el 10% de los niños de Somalia, todavía hay más de 200.000 niños que sufren desnutrición aguda”. Algunas más cercanas: “California ha estado luchando contra una sequía histórica que llevó los niveles de agua peligrosamente bajos. El estado está tan seco este año que no hay suficiente agua para el salmón”; “Las grandes mansiones del exclusivo barrio de Beverly Hills en Los Ángeles deberán reducir hasta en un 35 por ciento su consumo de agua en medio de la fuerte sequía que sufre el estado de California”; “Una fuerte sequía en el oriente de El Salvador afecta desde hace más de tres meses a unos 40 mil pequeños productores, principalmente de maíz”.

Y en el país, noticias recurrentes como estas: “Sequía amenaza producción de alimentos en Guatemala”; “Los terrenos donde fueron sembrados granos y otros cultivos, hoy lucen secos. Este año han perdido casi todo. Se trata de comunidades del oriente guatemalteco”; “Debido a la falta de lluvias los ríos están secos en Zacapa”; “Oriente será más afectado por canícula: Corredor Seco lleva 24 días sin lluvia”; “Los sectores más afectados por la canícula prolongada son el oriente, sectores de meseta central y occidente”. “Canícula desata crisis en oriente: La lluvia se ausentó por más de un mes en varios municipios del oriente del país, lo cual ha causado la pérdida casi total de los cultivos de maíz y frijol de subsistencia de más de 110 mil familias, quienes afrontan una grave crisis”.

En los últimos tiempos, la historia se repite año con año, y se especula que en 2015 aún falta otra época de canícula. El Ministerio de Agricultura y otras instituciones del Estado de nuevo acuden a realizar medidas paliativas llevando alimento a los agricultores, pero todo sigue igual. Los agricultores hicieron fosos colectores de agua que no les funcionaron, pues se hicieron con escaso apoyo técnico y en forma individual por agricultor.

El próximo gobierno debe comprender que el problema es serio, y debe tratarse como tema prioritario dentro de la agenda de gobierno. Se necesita construir infraestructura de gran envergadura para captación de agua y para sistemas de riego, y no las míseras obras que se han hecho a nivel de campo.

No es posible que nuestro ministro de Ambiente confiese que: “Todas las aguas del país están contaminadas” y que luego diga: “No se tiene capacidad para hacer algo por lo menos”. Que la ley de “aguas” continúe engavetada en el Organismo Legislativo, permitiendo hacer un aprovechamiento de agua de manera individualista y empresarial, en desmedro de las comunidades. En tanto el Ministerio de Agricultura continúa realizando operaciones remediales y no previsoras para el uso del agua.

La situación es seria, debe ponérsele atención, y urgentemente tomar medidas precautorias.

samreygo@yahoo.com