Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

27/04/13 - 02:33 Opinión

PLUMA INVITADA

El aporte de la Antropología

Con el afán de abarcar varias áreas del conocimiento se le ha llamado “Antropología Forense”; sin embargo, este nombre no solo involucra antropólogos académicamente formados —los antropólogos sociales, específicamente—, sino también involucra arqueólogos, biólogos, genetistas, abogados, criminalistas, psicólogos y otras ramas técnicas necesarias para el funcionamiento administrativo de las instituciones que hacen operativo el trabajo.

JUAN RAMóN DONADO *

La Antropología Social, desde sus inicios como la ciencia que estudia procesos culturales, se ha apoyado en la oralidad como fuente de su conocimiento y producción.

Los antecedentes de esta ciencia, que ha generado no pocos escenarios de debate, han tenido sus orígenes en lo que los actores de procesos le cuentan, le dicen.

Existe un antecedente teórico amplio en cuanto a la diferencia que tiene la Antropología Social o la Antropología Cultural. Dejando de lado por ahora esta temática, me enfocaré en el hecho de que la Antropología es el estudio del ser humano y su entorno: cómo lo percibe, lo transforma y lo proyecta a través de la cultura material en general, pero específicamente a través del lenguaje.

Esta característica homínida primordial se transforma en oralidad cuando necesita transmitir y dejar de manera subjetiva lo que hace, de lo que vive y de lo que ha visto y que teme, no volverá ver.

A partir de este planteamiento justifico el hecho de que sea la Antropología y el antropólogo el encargado de manifestar “lo que le han contado” en relación con determinados hechos, ya que muestra la importancia que las ciencias sociales en general, y específicamente la Antropología, han tenido y que ha permanecido subyacente.

Creo que nunca un tribunal en nuestro país había escuchado tanto sobre Antropología Social y su articulación con un caso específico como el que ahora compete al juicio por genocidio. Los aportes que los antropólogos sociales han hecho en forma de peritajes van desde la creación de las herramientas de investigación —entrevistas, específicamente— hasta la aplicación de la Antropología aplicada con toda su metodología al campo de la investigación judicial.

De hecho, una de las instituciones que más han trabajado en el tema obtiene su nombre de esta rama de las ciencias sociales, consciente de que es con las personas vivas, actoras y portadoras de testimonio y oralidad que se encamina todo el trabajo. Me refiero a la Fundación de Antropología Forense de Guatemala, que no deliberadamente lleva ese nombre, ya que, como repito, es la ciencia del ser humano “verbal” la que le ha aportado la base y desarrollo de sus investigaciones.

El resto lo complementan los hallazgos materiales, para lo cual la Arqueología también provee sus técnicas, pero guiados siempre por una base testimonial, punto de partida para la investigación.

En el juicio al cual hemos sido convocados para presentar nuestros peritajes como antropólogos sociales se nos presenta la oportunidad de exhibir el trabajo que como investigadores de campo realizamos en decenas de lugares del área ixil, de presentar también el trabajo intelectual y teórico que como autores y creadores de las herramientas de investigación nos corresponde aplicar nuestro conocimiento para el abordaje a este fenómeno.

Quienes llevamos a cabo el trabajo sometimos al campo y validamos muchos instrumentos de investigación que creamos durante el tiempo que nos tocó realizar las investigaciones, y que hoy, como autores y coautores de los mismos, nos toca dar a conocer con todo y la base teórica que los fundamentó.

Mas allá de las respectivas sentencias y resultados, la importancia que reviste para quienes participamos en el proceso de aplicar la Antropología como ciencia social al sistema de justicia abrimos la brecha para ampliar el espectro de investigación como apoyo al sistema judicial del país.

*Antropólogo

Más noticias de Opinión

Herramientas

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.