Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

Prensa Libre

12/06/13 - 00:00 Opinión

A contraluz

El camaleón

LA HISTORIA DE ARNOLDO Medrano es la historia de la partidocracia del país en el último cuarto de siglo. El alcalde de Chinautla representa el modelo ideal del político exitoso que cada cuatro años se cambia de camisola para irle al candidato ganador, con lo cual da vida a un esquema que se reproduce a escala nacional. No hay ideología que valga, tampoco ningún proyecto de nación o de gestión municipal, ya que la partidocracia ha pasado a ser demasiado pragmática o rentista para perder el tiempo en esas nimiedades. La participación política, desde esa perspectiva, ha pasado a ser un vehículo para erigir cacicazgos y acumular riqueza.

HAROLDO SHETEMUL


EL CACIQUE DE CHINAUTLA ha sido todo un artista camaleónico. En 1988 comenzó su carrera política como alcalde de Chinautla, de la mano de la DCG. En 1993 ideó su estrategia de aferrarse a esa comuna al trasladarse cada cuatro años al bando ganador: el PAN, luego con el FRG, la alianza PP-MR-PSN, después la UNE y caer de último en el PP. Con esos cambios de camisola ha logrado mantenerse 25 años como alcalde de Chinautla. ¿Cuál ha sido la fórmula? Ofrecer un mínimo de cien mil votos y su influencia sobre los jefes ediles de San Miguel Petapa, Fraijanes, San Raymundo y San José del Golfo. Con el Partido Patriota, a Medrano le fue muy bien porque también logró colocar a su hijo y a su cuñado como diputados y que otros seis familiares integraran el Concejo de Chinautla.


A LA SOMBRA DE ESE PODER omnímodo, Medrano creó una estructura de 24 empresas de cartón y cinco ONG con sus familiares y amigos que se ha hecho cargo de 639 supuestas obras municipales que han sumado un total de Q1 mil 425 millones. Se trata de una red de lavado de dinero y de estafas para saquear los presupuestos estatal y municipal que involucra a cinco comunas del departamento de Guatemala. ¿Solo Medrano actúa así? No, el alcalde de Antigua Guatemala, Adolfo Vivar, también del PP, está preso por haber constituido una estructura similar que supuestamente defraudó más de Q23 millones. La partidocracia ha creado este modelo que se ha reproducido a escala nacional y que corroe los recursos del Estado y las municipalidades. Es un cáncer que se extiende. Eso explicaría el silencio de la mayoría de partidos políticos hacia los señalamientos contra Medrano porque no van a estar en contra de un modelo cuasi institucionalizado de corrupción.


¿POR QUÉ CAYÓ LA RED Medrano? Entre las posibles respuestas estaría que el actual partido oficial le cortó las alas a Medrano para evitar que se cambiara a Líder, quien iba a ser su nuevo cliente político. Si fuera ese el caso, no estaríamos ante un proceso depurador para erradicar la corrupción, sino que Medrano sería exhibido como un ejemplo de lo que les puede ocurrir a otros que quieran dejar el barco. Una cruzada anticorrupción sería como un hara kiri para partidos sin sustentación ideológica como el PP o Líder, que se desarrollan al amparo de ese modelo de perversión política.

Más noticias de Opinión

Herramientas

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.