Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

08/07/13 - 00:06 Opinión

CATALEJO

La dependencia de tres puentes

LA CAPITAL DESCANSA SOBRE un terreno conocido por los guatemaltecos como Valle de la Virgen o de La Ermita, con características especiales. Está rodeado de barrancos y por eso se le puede considerar una especie de castillo amurallado por las laderas de estos y con un foso.

MARIO ANTONIO SANDOVAL

Como consecuencia de esa situación, es necesario utilizar puentes para comunicar a este territorio con el resto del país, lo cual se realiza por medio de tres puentes: El Incienso, Belice y Las Vacas, así como uno situado al fin de la cuesta de la avenida Hincapié. En los últimos años se agregó El Naranjo, en la zona 7, y es evidente la necesidad de construir nuevas obras de esta clase.

TALES OBRAS FUERON construidas hace muchos años. El Belice, en 1955; el Incienso, en 1970 o un poco antes, y El Naranjo, en la última década del siglo pasado. Es innecesario indicar la enorme diferencia en el número y variedad de vehículos de todo tipo circulantes, y ello facilita la comprensión de los potenciales problemas derivados de la imposibilidad de utilizarlos como consecuencia directa de algún fenómeno natural, sobre todo los terremotos, así como de la falta de mantenimiento suficiente o del fin de su vida útil, en algunos casos reducida porque simplemente no fueron diseñados para resistir el paso y el peso de los vehículos, a la ciudad paralizada totalmente o a medias y convertirse en una verdadera tragedia nacional.

PARA ENTENDER LOS POSIBLES efectos del colapso de uno o varios de los puentes es bueno imaginarse cada caso. El puente Belice solo tiene una ruta alterna en dirección a la Calzada de la Paz, ya con suficiente tránsito propio. Las colas serían inmensas. Si El Incienso queda fuera de servicio, todo el tránsito del Periférico sur hacia la parte norte citadina debería pasar por la calzada Aguilar Batres para enfilar por la zona 3 hacia el centro. El tráfico en sentido contrario debería tomar por las calles de la zona 1, entre ellas las angostadas, como parte del plan municipal de angostamiento de calles, exitoso en su fin de dificultar el fluido de carros en el área norte de la ciudad. Se convertiría todo en un caos imposible de evitar y de disminuir.

EN EL CASO DEL INCIENSO, un factor multiplicador del problema causado por estar fuera de servicio lo causa el acueducto colocado en el centro de la obra, lo cual le resta elasticidad a la estructura porque el agua actúa como un cuerpo sólido cuando está entubada, dicho esto en las palabras más sencillas. Por todo ello es necesario crear un plan de mantenimiento de puentes, pero además de localización y construcción de nuevas obras de este tipo, con el objeto de acercar las distancias. Antes de El Incienso, la colonia Bethania quedaba al final de la ruta entre la zona 1, la calzada Roosevelt, el Periférico norte. Era el fin del camino, y se convirtió en muy asequible. Algo parecido puede hacerse en otros puntos para salvar el obstáculo de los barrancos.

LA DEPENDENCIA DE PUENTES se manifiesta en otros lugares. El Olímpico une las zonas 4 y 5. El Matamoros, la zona 1 con la 5. El de Villalobos, la capital con el Pacífico, y el de Agua Caliente, con el Atlántico. Se debe dar mantenimiento y construir nuevos puentes, tanto capitalinos como en el resto del país y asimismo se debe evitar la participación de la municipalidad capitalina, porque ello significa caer en la penumbra de los fideicomisos, imposible de controlar y fiscalizar. El anuncio del Ministerio de Comunicaciones del gasto de Q25 millones para un estudio sobre el puente Belice debe contener una explicación lógica sobre las razones de ese gasto, sin hacer todavía nada concreto porque son cifras significativas que resulta difícil de comprender cuando solo se habla de mantenimiento, algo imprescindible de hacer porque es imposible saber cuándo pueden quedar inhabilitados los puentes, pero sí reducir la posibilidad de daños.

Más noticias de Opinión

Herramientas

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.