Opinión

ESCENARIO DE VIDA

Dos en recta final

Vida Amor y Paz

Vida Amor y Paz

Nos ha quedado claro que los guatemaltecos queremos que las cosas sean diferentes en materia política. Queremos que cesen las componendas entre funcionarios y el crimen organizado, los atropellos al medioambiente, la corrupción, las extorsiones, los robos y todo aquello que ha llevado a que cada vez contemos con menos servicios de salud, de educación y de oportunidades de trabajo. Asimismo, hemos visto que los pobres se vuelven cada vez más pobres, que la clase media empieza a sentir un bajón, y que los recursos naturales y el cambio climático no han sido atendidos como debieran. El cambio de fondo es urgente.

Estamos ahora frente a una nueva oportunidad de votar por el que creamos que nos va a brindar estos cambios. ¿Quién de los dos será? Empecemos por Jimmy Morales, que es ajeno al sistema actual. El es licenciado en administración de empresas, con estudios de doctorado en seguridad estratégica y cuenta con estudios en teología. Siendo uno de los comediantes más populares, ha contribuido con películas de largometraje que le han dado fama a escala nacional. En este sentido podríamos compararle con Ronald Reagan, quien también fue artista de Hollywood antes de subir al poder de Estados Unidos de Norteamérica. Con el eslogan “ni ladrón, ni corrupto” se posicionó en la mente de millones de guatemaltecos que sienten que es mejor alguien sin experiencia, que alguien experimentado en mañas y marufias. Una de sus primeras tareas de su actual campaña fue relevar a los exmilitares de la dirigencia del partido que hoy representa. Sin embargo, Jimmy aún no tiene cuadros montados, ni alianzas serias, y pareciera para algunos que esto un detractor, cuando para otros es una ventaja pues empieza limpio y con la oportunidad de rodearse de gente conocedora, pero sin tachas.

Le sigue Sandra Torres, licenciada en Ciencias de la Comunicación, pero más dedicada a los negocios, y es gerente de su propia compañía textil. Se tuvo que divorciar de su marido, porque las leyes del país prohibían a familiares directos de los mandatarios participar en contiendas presidenciales. Sandra tiene mucha experiencia en hacer gobierno y tiene bases sólidas y cuadros montados en toda la República. Muchos la conocen por su carácter fuerte, y se dice que fue ella quien gobernó el país y no Álvaro Colom. Sus programas de asistencia y bolsas solidarias han causado polémica, pues hay quienes dicen que son solo subsidios y no se impulsa el desarrollo de los beneficiarios. Que se les enseña a alargar la mano, y no a pescar. Pero hay quienes señalan que son las primeras acciones de beneficio social en Guatemala, aunque su reto es traducir las voces de la crisis en oportunidades y que su gabinete sea más inclusivo.

Ahora, a reflexionar. Unos piensan que es mejor lo viejo conocido que lo nuevo por conocer, pero hay otros que piensan que debemos dar oportunidad al cambio. Si ambos han ranqueado altos porcentajes en la votación anterior es porque están calificados cada uno a su manera. Sin embargo, para mí el cambio es vital, y quienquiera de los dos que lo realice se llevará las palmas del pueblo. ¿Quién cree usted que cumplirá con ello? Ya es hora que definamos qué giro le queremos dar a Guatemala.

vidamordepaz@yahoo.com