Opinión

FAMILIAS EN PAZ

Emprendimiento

Rolando de Paz Barrientos

Rolando de Paz Barrientos

El emprendedor, según Peter Drucker, siempre busca el cambio, responde a él y lo utiliza como oportunidad.

En la situación económica actual, el emprendimiento se ha vuelto importante debido a que la oferta de mano de obra crece a un ritmo más acelerado que la del empleo, surgiendo en muchos la necesidad de generar sus propios recursos para superar los problemas económicos.

Iniciar una empresa o desarrollar una idea encierra cierta dificultad o riesgo que la persona debe asumir cuando decide invertir sus recursos y capacidades para llevarla a cabo. A pesar de ello, en nuestro país no se promueve y valora el emprendimiento, de hecho nuestro sistema educativo está diseñado para trasladar conocimiento y preparar al individuo para el mercado laboral en relación de dependencia; en raras excepciones se brindan herramientas para ser emprendedores. Por ello cuando una iniciativa busca, no solo el bienestar propio sino el de toda una comunidad, con mayor razón debemos valorarla y apoyarla.

Tuve la oportunidad de conocer un proyecto que busca el desarrollo integral del individuo y su núcleo familiar, encontrando en los valores del cooperativismo el medio para lograrlo. El movimiento cooperativista promueve el apoyo mutuo para lograr el bien común mediante el esfuerzo propio, sobre la base de valores éticos universales como la igualdad, la equidad y la solidaridad.

Esta iniciativa está siendo impulsada en Sololá por el licenciado Isidro Chiroy, quien busca desarrollar una visión más amplia para el cooperativismo sin limitarlo al ahorro y crédito sino incluir otras áreas que son determinantes para elevar el nivel de vida de la comunidad: educación, recreación, vivienda, consumo y salud.

La experiencia de países desarrollados comprueba que el emprendimiento y el cooperativismo son motores que dinamizan la economía; convirtiéndose en catalizadores para el desarrollo social. Para lograrlo es necesario crear las condiciones favorables, algunas de las cuales podrían ser: reenfocar el sistema educativo hacia la generación y desarrollo de ideas; crear una infraestructura de formación y capacitación técnica; acceso a capital en condiciones favorables; obtener tecnología de punta; crear marco regulatorio que garantice el derecho a la propiedad y el otorgamiento de incentivos tributarios.

La inversión extranjera es buena para el país, genera empleo, pero también una riqueza que puede ser transferida a otra nación. Sería mejor si capacitamos y apoyamos a nuestra gente para que puedan desarrollar sus propias iniciativas, principalmente aquellas que propicien el desarrollo en sus comunidades y que a la vez, en medio de esta interacción, permita promover valores como la honestidad, transparencia y responsabilidad social.

Los planes de gobierno deben incluir programas de apoyo para impulsar a los jóvenes a desarrollar su propia unidad productiva.

¿Cuáles son las propuestas de los candidatos en este aspecto?

platiquemos@familiasenpaz.com