Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

27/11/11 - 23:55 Opinión

CATALEJO

El español en los hispanounidenses

DESDE HACE TIEMPO SE sabe: Estados Unidos será un país hispanoparlante en el 2050. Desde 2003 los hispanos e hispanounidenses, es decir nacidos de padres de países latinoamericanos, rebasaron a los afroamericanos como la mayor minoría del país. México será desplazado como el país con mayor número de hispanoparlantes, y Estados Unidos ya ocupa hoy el segundo lugar.

MARIO ANTONIO SANDOVAL

Los datos dejan pocas dudas: entre 1990 y 2000 crecieron 58%, y entre 2000 y 2010, 43%. Todos estos interesantes datos fueron señalados por la doctora Domnita Domitrescu, de la universidad estatal de California e integrante de la Academia Norteamericana de la Lengua, durante el desarrollo del XIV Congreso de las Academias de la Lengua Española celebrado la semana anterior en Panamá, al cual tuve el agrado de asistir como director de la Academia Guatemalteca.

LOS NÚMEROS dejan poco lugar a la interpretación. Entre 2000 y 2010, el aumento porcentual fue así: mexicanos, de 48 a 63, 20.6 millones a 31.8, puertorriqueños, 36%, de 3.6 a 4.6 millones; cubanos, 44%, de 1.2 a 1.8 millones. Los centroamericanos suman cuatro millones, y de ellos los salvadoreños son 1.6 millones, o sea 3%, y han aumentado 152% desde 2000; los guatemaltecos suman un millón y han aumentado 180% entre 2000 y 2010. Ha disminuido de 50% a 46.5% el porcentaje de hispanos residentes en California y Tejas. La población se ha disgregado en más estados y esto los hace entrar en contacto con otras variantes del español, más el inglés. Ello ha provocado una nueva forma de la manera de hablar español de los emigrantes.

ENTRE ESTAS VARIEDADES se da la méxico-estadounidense, o chicana, pero también existe la portorriqueña nuyorricana (de Nueva York), o la centroamericana-estadounidense. Varios estudios hablan de personas mexirriqueños (de ascendencia mexicana y portorriqueña) y en general el vocabulario propio de los países, al entrar en el hogar de personas de dos países distintos, tiende a crear un nuevo dialecto, casi. Por ejemplo, un emigrante guatemalteco casado con una emigrante cubana provocará el uso de términos de los dos países. Los niños entenderán y utilizarán “caite” y también “guagua”, es decir sandalia y autobús. Es un fenómeno cuyo interés de estudio aumenta porque a ese nuevo dialecto se agregan palabras del inglés o del chicano.

OTROS DATOS DE LA conferencista señalaron: por primera vez en la historia de la población hispanounidense, los nacimientos superaron a la inmigración como factor principal del aumento de población. La segunda generación de los hispanoparlantes es enorme: uno de cada cuatro niños del país es hispano, y el 92% de ellos son ciudadanos por nacimiento. En la tercera generación, el 39% de los jóvenes mantienen la capacidad de hablar y entender español, pero disminuye la capacidad de leerlo y escribirlo: 68% en la segunda y 26% en la tercera. El 36% de los hispanounidenses se considera dominante del inglés, 41% bilingües, y 32% dominante en español. Estos datos, si bien están presentados muy ampliamente, dan clara idea de cómo están las cosas.

LAS LENGUAS SON SERES vivos mientras sean, sobre todo, habladas. Por ello evolucionan, muchas veces no a nuestro gusto. Los datos indicados por la profesora Domitrescu me hicieron tener su misma preocupación: la necesidad de darles facilidades a los estudiantes para perfeccionar su español, interés también aumentado para poder comunicarse con el resto del mundo hispanoparlante. El futuro del español está en manos de estos hispanounidenses, y por ello es necesario implementar políticas educativas uniformes en sus criterios. Por último, un factor no señalado, pero importantísimo, es el enorme número de indocumentados, donde todos estos fenómenos lingüísticos también se presentan, sin ser tomados en cuenta en las estadísticas oficiales.

Más noticias de Opinión

Herramientas

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.