Opinión

LIBERAL SIN NEO

Ideologías y programas

Fritz Thomas

Fritz Thomas

Los resultados que pueden esperarse en las próximas elecciones, en septiembre, son aún muy inciertos, especialmente porque la coyuntura es muy volátil. Sea quien gane, no será por sus propuestas o programa de gobierno, porque no se han visto. No se percibe un contraste ideológico, el debate de ideas y programas; es una competencia entre personalidades y logotipos.

Para que un cuerpo de ideas aspire a ser una ideología política, debe tener al menos dos o tres componentes: una explicación o interpretación de cómo es el sistema, una visión de cómo debiera ser, y una fórmula o programa de acción que conduzca de lo que es a lo que debiera ser. La interpretación de lo que es explicará el sistema desde algún punto de vista; creencias, prejuicios o principios intelectuales, desde los cuales se construye la cadena de análisis o crítica. Esta parte de la ideología usualmente ofrecerá una explicación causal, por qué el sistema es como es, y proporcionará victimarios y víctimas. Es probable que las víctimas constituyan un caudal de sufragios al que la ideología política puede apelar. La data puede moldearse para apoyar una postura ideológica o desvirtuar otra, ya que, como dijo Warren Nutter: “Si torturas los datos lo suficiente, confesarán”.

De los partidos políticos puede esperarse que hagan promesas, aun cuando sean simples aspiraciones, como usar las palabras mágicas; educación, salud, empleo, seguridad, sin algún mínimo enunciado de objetivos y acciones concretas para alcanzarlos. Un partido bien asesorado por publicistas y estrategas tendrá por lo menos una PBU —promesa básica única— como “sí, hay un camino”, de la extinta Democracia Cristiana, o “nosotros sí podemos”, de la actual UCN.

Con esto en mente, me di a la tarea de buscar expresiones concretas de las ideologías y programas de gobierno de los partidos políticos y sus candidatos en contienda. Encuentro que la ideología partidaria es un unicornio; la gente cree que hay y quizás hay, pero no se ve. Los programas de gobierno, en cambio, son como el unicornio azul, que vuela y cumple deseos, alguna gente cree que hay, pero no hay.

En la página web partidopatriota.com aún aparece en la portada la foto de Sinibaldi y Baldetti, tomados de la mano, sonrientes, con actitud triunfalista y multitudes aclamándolos. ¿Desactualizada? Se leen noticias como: “Felicidades Roxana Baldetti, su liderazgo nos lleva por la ruta del triunfo”. Busqué, sin éxito, alguna semblanza de programa de gobierno o acciones concretas que ofrecen tomar. Ni siquiera hay promesas.

Del partido Líder encontré lo que anuncia ser un programa de gobierno, pero de las elecciones del 2011. Supongo que será el mismo para las elecciones del 2015 y harán un “busca y reemplaza”. Su actual PBU, y ha pasado por varias, es “le toca” con el apellido “al pueblo de Guatemala”; pero todos sabemos quién cree que le toca y no es al pueblo.

En el caso de la UNE, algunas de sus frases inspiradoras son: “la esperanza está más viva que nunca” y “los programas sociales no son un regalo, son un derecho”. Las vallas dicen educación y salud, pero no está claro si es una promesa o se refiere a que la candidata es educada y tiene buen estado de salud. La página partido UCN en Facebook tiene 338 likes y la foto de los candidatos de las elecciones del 2011. La página web de Creo invita a los chapines a echar punta. La URNG sugiere que los hermanos Castro son lo máximo.

Quizás los partidos sí tienen ideología y programas de gobierno y no los he encontrado. Seguiré buscando.

fritzmthomas@gmail.com