Opinión

URBANISMO Y SOCIEDAD

La Calle Real

Alfonso Yurrita

Alfonso Yurrita

La Calle Real del Centro se convirtió en el principal espacio urbano de convivencia social en el siglo XX, con una gran connotación social, económica y política de lo que fue el Barrio del Centro. Así era como se llamaban antes de que Aguilar Batres les cambiara sus nombres. El Barrio del Centro contó con esta calle principal llamada entonces Calle Real, algo que no tuvo su madre creadora: Antigua Guatemala. Sobre esta se construyó un monumento en honor a las fuerzas de Morazán, llamado originalmente Parque de las Victorias, hoy Gómez Carrillo. La Calle Real cambia de nombre por el de “Sexta Avenida sur”, y las crisis políticas y económicas europeas dieron paso a que se establecieran nuevas pautas de comportamiento comercial.

Es entonces cuando la burguesía nacional compartió sus espacios urbanos con inmigrantes ingleses, franceses, italianos, norteamericanos, alemanes, polacos, libaneses, judíos y españoles de nuevo cuño. Todo estuvo ligado a los nuevos desarrollos urbanos que se van a dar en el sur de la ciudad. En especial la sexta avenida, que después del desastre sísmico de 1917 cambia su expresión formal: los techos de las viviendas serán ahora de metal y entonces adquiere mayor esplendor cuando las residencias cambiaron a comercios.

La arquitectura de la “Sexta” adquirió una nueva expresión, influenciada por el retorno a los volúmenes elementales de la arquitectura mundial de principios de siglo XX: el cubo, la esfera y el cono. Los movimientos de las academias arquitectónicas europeas y americanas buscaban un revival a través del Art Nouveau y Art Deco. Esto trajo la modernización físico-urbano al Centro. Vinieron profesionales de Europa, que construyeron edificios tales como La Perla, la mansión San Francisco, el edificio Edward: primer inmueble de hierro junto al de la Empresa Eléctrica. En materia de tránsito masivo, el primer transporte fue el tranvía halado con caballos y después por motores de explosión.

Guatemala entró así en la modernización a través de los comercios que se instalaron en la Sexta, así como se dará el eclecticismo de esa época con la aplicación de elementos decorativos afrancesados, el Edificio de la Policía con un Renacimiento español. En la Sexta se dio también una arquitectura sin decoraciones que produjo el funcionalismo, como el Hotel Pan American, el Cine Lux, el edificio Engel, el Elma. En el 80, se inició un plan de rescate, peatonizando la Sexta y la Plaza Mayor jardinizada por el movimiento de ciudades verdes de Howard. Se hizo un rediseño, con el fin de apreciar esos movimientos arquitectónicos que se dieron en el Centro, uniéndola con el Centro Cívico para resaltar la arquitectura que se dio en su urbanismo.

Pero las administraciones siguientes lo obviaron. Peor aún, se arboriza la Sexta y con ello se cubre parte de su arquitectura histórica. Ante el franco deterioro, requiere de urbanistas restauradores que planifiquen esta estructura que el sector popular lo ha hecho suyo. Se debería de pensar en conjuntos residenciales populares como los que quedaron después del terremoto.

alfonsoyurrita@yahoo.com