Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

Prensa Libre

18/01/13 - 00:00 Opinión

VENTANA

Un nuevo orden mundial

Hace más de 20 años, Alvin Toffler expresó: “Está emergiendo una nueva civilización en nuestras vidas, pero la gente ciega, que abunda en todas partes, trata de suprimirla”. Toffler, como los nuevos físicos, biólogos, sociólogos y filósofos, anunciaron desde el siglo pasado el resquebrajamiento de la era industrial y el surgimiento de un nuevo orden mundial, conocido también como “la era del conocimiento”. Esta nueva percepción de la realidad porta valores que ya han germinado en la conciencia de millones de ciudadanos del mundo.

RITA MARíA ROESCH

Esos nuevos criterios están incidiendo en su realidad cotidiana, en su relación con la naturaleza, en la visión política, social, económica y educativa de sus sociedades. En Guatemala, una gran mayoría de los chapines no conoce esos principios. Dana Zohar e Ian Marshall, en su libro La Sociedad Cuántica, enuncian algunos criterios que perfilan la imagen de la nueva comunidad mundial. De manera sintética, los comento a continuación.

1. “El nuevo orden mundial muta de lo fragmentado hacia lo holístico”. Se percibe un mundo cada vez más interdependiente. El “efecto mariposa” lo demuestra. Cada acción nuestra tiene un impacto directo y duradero tanto en nuestra sociedad como en el planeta. Sin embargo, los chapines seguimos en el viejo paradigma, considerándonos “unidades aisladas”, ajenas al entorno natural y a otras comunidades humanas. Un botón de muestra: no nos importa contaminar nuestros ríos y lagos con toda clase de desechos. Desconocemos la relación de que todo está conectado con todo.

2. “Superar la dicotomía individual-colectivo”. Está claro que un capitalismo exacerbado o un colectivismo impuesto, comunismo, no funcionan. La nueva civilización invita a que desarrollemos una tercera vía que medie entre ambas ideologías.

3. “La nueva era es plural”. No existe la verdad absoluta. Este criterio es uno de los grandes desafíos para nuestras sociedades complejas. Los avances tecnológicos muestran que no existe solo una manera de ver y hacer las cosas. Tener una sola opción entre “esto o aquello” carece de validez. Vivir abierto a nuevas posibilidades y experimentar realidades diversas es el reto.

4. La nueva sociedad es ágil, proactiva, flexible y menos jerárquica. Las fronteras de la identidad personal, de género, de país, se están transformando. Los viejos patrones de control en el trabajo y en los mercados mundiales se ven afectados por la capacidad creativa de las nuevas organizaciones comerciales.

5. “Menos decisiones de arriba hacia abajo”. La voz de la sociedad civil es cada día más fuerte y con mayor injerencia a escala global.

6. “El mundo que queremos es verde”. La nueva era armoniza su sistema de vida con la naturaleza. Reconoce que todos los seres vivientes tienen un rol importante para mantener el equilibrio de la vida en los ecosistemas de la Tierra.

7. “Lo espiritual trasciende a lo material”. Una nueva ética sustentada en las correctas relaciones humanas, que trascienda el materialismo —consumismo— y que limite el interés individual son los valores principales… “ideales diría yo”, susurró el Clarinero, en el nuevo orden mundial, que querramos, o no, ya está emergiendo.

Más noticias de Opinión

Herramientas

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.