Opinión

Imagen es percepción

Aquí, el “non grato” es otro

Brenda Sanchinelli Izeppi

Brenda Sanchinelli Izeppi

Rumores o no, hoy se llevará a cabo la reunión entre Jimmy Morales  y el Secretario General de Naciones Unidas, para solicitar, entre otras cosas, la salida de Iván Velásquez, comisionado de Cicig.

Mucho se ha especulado sobre lo que pudo haber motivado al presidente para tomar una decisión tan dañina para Guatemala, y es claro que Morales fue mal asesorado, porque no sopesó la magnitud de sus acciones y el retroceso que significaría para la lucha contra la corrupción si Iván Velásquez se va.

Esta acción destruye completamente la imagen de Jimmy Morales, porque además de proyectar que las fuerzas oscuras de este país podrían estar ejerciendo influencias sobre él, también está quedando evidenciado que antepuso sus intereses personales al bienestar de nuestra lastimada patria.

¿Será que se sintió acorralado por las investigaciones sobre el financiamiento electoral del FCN y por el proceso en ciernes de su hermano e hijo?

Olvidando que el aporte que ha hecho Iván Velásquez dentro del proceso de transición que está viviendo Guatemala es fundamental, porque de un escenario donde los recursos del Estado eran tomados como una piñata y repartidos para todas las aves de rapiña que conformaban el Gobierno, en un sistema colapsado y cuyo motor había sido la corrupción y la impunidad por décadas; hoy tenemos otro panorama muy diferente. De dos años para acá usted puede ver que se ha procesado a un expresidente, una exvicepresidenta, el hijo y hermano del actual presidente de la República, tres magistrados de la Corte Suprema de Justicia, 25 diputados, un expresidente del IGSS, un expresidente del Banco de Guatemala, un exsuperintendente de Bancos, cerca de 25 contratistas del Estado y más de 350 imputados por casos de corrupción.

El aporte de Velásquez y Aldana tiene un alcance y magnitud de la lucha contra la corrupción reconocida a todos los niveles y es por eso que los malos les tiemblan y quieren sacudírselos.

Guatemala hoy es visto como un referente anticorrupción a nivel mundial, por la trascendencia y la profundidad de las certeras acciones que ha realizado la mancuerna MP y Cicig.

Obviamente el secretario de la ONU le va a decir a don Jimmy que no dejará ir a Velásquez y nuestro presidente quedará mal visto ante el mundo. Y si “sus asesores” le aconsejan a pesar de todo declarar no grato al comisionado Velásquez y expulsarlo, entonces “ganan los criminales”, como dijo Thelma Aldana.

Pero los delincuentes nunca ganarán, porque si en el peor de los casos logran sacar a Velásquez, el presidente Morales, los diputados que lo apoyan y “sus asesores” y los del Mariscal Zavala deben prepararse, porque el perfil de quien podría sustituirlo es de tan alto calibre como el de Iván, gente acostumbrada a trabajar contra las mafias más gruesas del mundo.

El trabajo que se ha logrado no podrá frenarlo nadie, porque si bien es cierto que hay que fortalecer las instituciones, también hay que reconocer que cuando una labor se hace a profundidad y con excelencia, estableciendo solidos métodos y protocolos de acción que están bien estructurados, entonces no dependen de una persona para funcionar, y eso fue justamente lo que hizo Velásquez.

Por lo que Cicig y el MP son las instituciones con mayor aceptación y credibilidad en el país. Y los guatemaltecos no le perdonarían a Morales que destruyera en un segundo todos los avances que ha costado lograr por años.

Pero en cambio, la gestión del presidente sí que deja mucho que desear, es catastrófica, estéril y opaca. Hospitales en ruinas, asesinatos a sangre fría, carreteras destruidas, presidios tomados por las maras y pobreza extrema; ese es el gobierno de Jimmy Morales, Entonces, pregunto, ¿a quién deberíamos declarar “non grato”?

bsanchinelli@yahoo.com