Opinión

Tiempo y destino

Graves denuncias de Jorge Serrano

Luis Morales Chúa

Luis Morales Chúa

En dos videograbaciones elevadas al sitio Youtube, de Internet, Jorge Antonio Serrano Elías, expresidente de Guatemala, actualmente exiliado en Panamá, afirma tener información según la cual en automóviles oficiales eran sacadas, en horas de la noche, las niñas del Centro Hogar Seguro Virgen de la Asunción para ser utilizadas sexualmente en prostíbulos, por personas todavía no identificadas.

Independientemente de la situación en que se encuentra el expresidente, resulta obvio que se le debería tomar declaración como parte del proceso penal que es tramitado por el terrorífico incendio que terminó con la vida de 41 niñas en el centro mencionado, la noche del 8 de marzo.

La denuncia se produjo en dos momentos distintos. En uno Serrano aparece vestido informalmente, en camisa y sin corbata. En el otro, viste un traje de color negro, camisa blanca y corbata negra, en señal de duelo por la muerte de las niñas. Esta vez responsabiliza a las autoridades guatemaltecas por la tragedia y se extiende ampliamente en señalar la corrupción que, según él, se desató en los períodos de los gobernantes Óscar Berger, Álvaro Colom y Otto Pérez Molina.

Una de las razones para no desestimar la denuncia de Serrano es que todavía se encuentran en Guatemala en plena actividad política y ejerciendo cargos públicos, por elección o nombramiento, personas que fueron colaboradoras cercanas de él durante los años que ejerció la función presidencial, del 14 de enero de 1991 al 5 de junio de 1993, y se podría inferir que esas personas poderosas son sus fuentes de información.

En su larga exposición, Serrano afirma que en el centro de protección donde estaban las niñas, que murieron quemadas, había tráfico de personas, menciona un tráfico de órganos humanos, y otros crímenes terribles. Añade que durante una visita que hizo a Guatemala el vicepresidente de los Estados Unidos, Joe Biden (enero de 2016), varias madres guatemaltecas lograron hacer llegar a la esposa del vicepresidente estadounidense, una denuncia acerca de lo que sucedía en el hogar Virgen de la Asunción. La denuncia habría sido recibida cuando los visitantes ya se encontraban en la sede de la embajada de los Estados Unidos en esta capital, después de los actos protocolarios de la toma de posesión de Jimmy Morales de la Presidencia de la República.

Biden hizo dos visitas a Guatemala. En la primera (junio de 2014) conversó con el presidente Otto Pérez Molina y lo presionó para que no entorpeciera la prórroga del mandato de la Cicig. En la segunda, con motivo de la toma de posesión de Morales, Biden se reunió con Morales y los presidentes Salvador Sánchez Cerén, de El Salvador, y Juan Orlando Hernández, de Honduras. Conversaron, dice una información oficial, sobre avances alcanzados “con respecto a los acuerdos descritos en el comunicado de la Casa Blanca, del 24 de febrero de 2016, el cual identifica pasos concretos a tomar como parte del plan de acción dentro de la Alianza para la Prosperidad en el Triángulo Norte de Centroamérica y la estrategia para la participación de Centroamérica”. Pero, también hablaron de los problemas de la niñez y la adolescencia y tocaron el drama humano de la migración indocumentada de menores no acompañados, del impacto que tienen en Guatemala las masivas deportaciones de guatemaltecos por parte de las autoridades estadounidenses, y de otros asuntos relacionados con los derechos humanos.

En conclusión, la información que Serrano afirma tener, puede abrir una nueva línea de investigación en torno a los sucesos trágicos del 8 de marzo y la situación que prevalecía en el centro de protección y abrigo antes de la catástrofe.