Opinión

Termómetro fiscal

La contabilidad

Oscar Chile Monroy

Oscar Chile Monroy

Las definiciones de contabilidad coinciden en que es el sistema que mide las actividades de una empresa, procesa información para elaborar estados financieros, que se utilizan para la toma de decisiones.

La realidad es que muchos negocios no utilizan la información contable para esos propósitos. La importancia financiera y económica de la contabilidad cobra sentido según el tamaño de la empresa, si es micro, pequeña, mediana o gran empresa. La gran mayoría, por no decir todas las de los primeros dos grupos, la contabilidad la llevan únicamente para fines fiscales, para pagar impuestos y preparar las declaraciones impositivas. A ellos la contabilidad no les representa ninguna utilidad o beneficio para propósitos de generar información referente a la marcha de la empresa, por ejemplo evaluar si hay retroceso, estancamiento o crecimiento del negocio. Por otro lado, hay que tomar en cuenta que una buena cantidad de esos negocios están entre la frontera de la formalidad e informalidad, por el hecho de que no se procesan el cien por ciento de las operaciones. Al desconocer las cifras de los estados financieros suele suceder que confunden las ventas con las ganancias, por tal motivo al contar con dinero en caja lo utilizan para cubrir las necesidades o gustos personales de los propietarios, drenando así el efectivo, que es la sangre de todo negocio y por eso hay muchos comercios que nacen, medio crecen y luego quiebran, en una buena cantidad de casos porque no se utiliza información contable. Además, esos establecimientos, al no contar con una contabilidad adecuada, frenan su crecimiento, puesto que cuando tienen oportunidad de emprender nuevos proyectos y para los cuales se ven en la necesidad de inyectar capital a su empresa, no pueden acceder a préstamos bancarios porque no cuentan con estados financieros confiables, no son sujetos de crédito, y por ello muchos acuden a prestamistas que cobran intereses muy altos y como no llevan una contabilidad adecuada, no se dan cuenta de que la mayoría de veces esos costos financieros representan la utilidad que está generando el negocio, y sin darse cuenta están trabajando para producir ganancia para un tercero.

Distinto es el caso de las medianas empresas. La mayoría de ellas ya exigen más a sus contadores la generación de estados financieros mensuales, los cuales utilizan para tomar decisiones empresariales. En el caso de las grandes empresas, la contabilidad ya cobra un papel sumamente importante, cuentan con departamentos de contabilidad, con servicios de auditoría externa para la revisión de las cuentas y así tener mayor confiabilidad en los estados financieros, tienen posibilidad de acceso al crédito bancario. De hecho varias de ellas trabajan con capital ajeno, vía préstamos, y por ende también tienen más posibilidad de expandir sus operaciones.

Si bien es cierto que la contabilidad es importante para el pago de los impuestos, los empresarios deben comprender, no importa si es micro, pequeño o mediano, que la contabilidad es una herramienta que pueden utilizar para generar estados financieros que se utilicen para analizar el comportamiento de la empresa y así mismo ellos prestar la colaboración para que se procesen todas las operaciones. De esa cuenta pueden tener información financiera y económica confiable de sus negocios y que en determinado momento podrán utilizar, por ejemplo, para acceder a créditos bancarios, y en el caso de los contadores, deben capacitarse continuamente en temas tributarios, así como también en temas de índices financieros, para informar a los empresarios la posición de la compañía respecto de liquidez, solvencia, gestión, rentabilidad, entre otros.

mgi@chilemonroy.com