Opinión

Desde Ginebra

La Tecnología de la información

Eduardo Sperisen

Eduardo Sperisen

Archivado en:

Eduardo Sperisen OMC

El Acuerdo sobre Tecnología de la Información (ATI) fue concluido por 29 participantes en la Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC) de Singapur. Desde entonces, el número de participantes ha aumentado a 82 miembros y representa alrededor del 97% del comercio mundial de productos de tecnología de la información. En la Conferencia Ministerial de Nairobi en 2015, más de 50 miembros convinieron en ampliar la cobertura del Acuerdo.

Este mes de junio se celebraron los 20 años del ATI y para conmemorar el aniversario se organizó un simposio de dos días en la OMC. El director general de la OMC, Roberto Acevedo, hizo una breve presentación de los beneficios que ha representado el Acuerdo, y mencionó la importancia que ha tenido para la OMC, siendo este el único acuerdo plurilateral de apertura de mercados y reducción de aranceles, desde que se fundó la OMC.

La OMC lanzó la publicación titulada Los 20 años del Acuerdo sobre Tecnología de la Información: Estimulando el comercio, la innovación y la conectividad digital. En esta aparece un caso práctico guatemalteco, el Programa Valentina, del que se hizo una presentación durante el evento. Este es parte de Funsepa y tiene como finalidad capacitar a jóvenes guatemaltecos para que puedan trabajar en el creciente sector de tecnología de Guatemala.

La publicación muestra cómo las exportaciones mundiales de ITA se han más que triplicado en valor y ahora representan el 15 por ciento del total de productos de mercancías, excediendo las acciones de productos automotrices, textiles y prendas de vestir y productos farmacéuticos.

En el simposio se hicieron varias presentaciones, entre ellas, del señor James Kenneth Locket, de Huawei, quien enfatizó en la complementariedad del ATI y el Acuerdo de Facilitación de Comercio, mencionando la importancia de las cadenas mundiales de valor, en particular para los productos de tecnología.

El representante de la Asociación Americana de Semiconductores habló de los beneficios para la industria y para los consumidores de todo el mundo, que tienen acceso a productos de tecnología a precios accesibles, ya que todos los miembros del Acuerdo han eliminado o están en proceso de eliminar los aranceles sobre los productos cubiertos por ese acuerdo. Según su ponencia, la reducción de aranceles impulsa la innovación, el desarrollo, la educación y el crecimiento de las economías.

Costa Rica, en su participación en el Acuerdo, mencionó que, del 16% que antes eran las exportaciones de bienes de tecnología, ahora representan el 45%.

Entre otras presentaciones, la Sra. Ferracane, del Centro Europeo de Política Económica Internacional, abogó por la reducción de medidas no arancelarias para los productos de tecnología, diciendo que tienen una base de datos sobre estimaciones de comercio digital, que también evalúa todas las medidas que afectan los productos tecnológicos y sus efectos en la economía y en los flujos de mercado de estos productos. Exhortó a los miembros de la OMC a que consideraran expandir aún más la lista de productos del ITA, y a considerar incluir servicios relacionados con la tecnología y abrir el modo 4; esto es, el movimiento de personas a través de las fronteras con fines de suministro de servicios, para técnicos especialistas en tecnología.

El director general concluyo su intervención de apertura diciendo que, gracias a los logros sin precedentes cosechados en los últimos años, la labor negociadora de la OMC se está armonizando con otras esferas de la Organización que ya funcionan muy eficazmente, desde las actividades de solución de diferencias y de vigilancia, hasta la labor encaminada a crear capacidad comercial en los países en desarrollo y menos adelantados.