Opinión

Termómetro fiscal

Las utilidades, las pérdidas y el efectivo

Oscar Chile Monroy

Oscar Chile Monroy

Las disponibilidades de efectivo en las cuentas bancarias de la empresa, no necesariamente significan utilidades, porque la captación de fondos se da por diversas operaciones.

En el análisis del flujo de efectivo, se presentan tres rubros principales que generan captación y desembolsos de dinero, que no siempre tienen que ver con las ventas o gastos y obviamente esos flujos de caja tampoco tienen relación con la generación de la ganancia o pérdida. Es común que algunos empresarios al ver sus estados financieros se fijen únicamente en el renglón de utilidad o déficit del Estado de Resultados. Se suele comparar la utilidad con las disponibilidades de efectivo, pero ese cotejo es incorrecto, puesto que en la integración del valor de las utilidades entran otras cuentas del balance general que generan captación o desembolso de dinero que no se relacionan con las ventas o prestaciones de servicios. Por el efecto financiero de esas otras cuentas y no obstante generar ganancias, una empresa puede tener dificultades financieras y si no analiza esa situación es posible que con el tiempo la falta de liquidez pueda perjudicar la buena marcha del negocio o bien la quiebra de la compañía. La generación de ganancias es el fin de toda empresa, pero en forma paralela también debe determinarse la capacidad de la compañía de generar flujos positivos de efectivo, ya que el dinero disponible en caja es la vida de la entidad, que le permite cumplir compromisos con proveedores, empleados, socios, fisco, etc. La realización de ventas y prestación de servicios es importante, pero también lo es efectuar el cobro del valor de los mismos. Una empresa puede vender millones al crédito, pero si sus clientes resultan morosos o que las cuentas sean incobrables, seguramente tendrá serios problemas financieros, de tal cuenta que el seguimiento adecuado de la cobranza es sumamente importante y fundamental.

Si un negocio tiene una sana cartera de clientes y obtiene ganancias, pero carece de efectivo, debe revisar en que renglones se destina el dinero, lo que en el argot financiero se le denomina aplicación de recursos. El informe que nos muestra el origen y destino de fondos es el Estado de Flujo de Efectivo, que se integra en tres secciones bien definidas para mostrar los flujos financieros, que son: 1) Actividades de Operación, 2) Actividades de Inversión y 3) Actividades de Financiamiento. Este reporte nos explica aquellos casos en que una empresa obtiene utilidad pero no cuenta con el efectivo disponible. Algunos de los renglones que puede mostrar, a manera de ejemplo, serian si se efectuó pago de dividendos, si se adquirieron activos, si el dinero está invertido en inventarios, préstamos a socios, cartera de clientes morosa, etc., todo ello disminuye el efectivo. Por el contrario si una empresa obtiene pérdidas y no obstante cuenta con disponibilidad de efectivo, debe evaluar esa razón, porque puede ser por aportaciones de socios, venta de activos, préstamos y otros renglones que representan captación de flujo y que no necesariamente sean por ventas o servicios.

Para un resultado razonable de las operaciones de la entidad, es necesaria la contabilización correcta de los diferentes ingresos y egresos a efecto de mostrar los valores acordes a las normativas contables generalmente aceptadas y para una mayor confianza en la información financiera, es recomendable una revisión independiente a través de una auditoria externa.

Los contribuyentes que tienen obligación de auditar estados financieros, deberían utilizar tal servicio no solo para cumplir con el fisco, sino para propósitos financieros.

mgi@chilemonroy.com