Opinión

Escenario de vida

Mi entrevista por CNN

Vida Amor y Paz

Vida Amor y Paz

Me encuentro en Miami, a donde llegué para asistir a la entrevista que me hizo Camilo Egaña, de CNN en español, el viernes pasado, en donde tuve la oportunidad de poner a Guatemala en el mapa y lanzar mi voz al mundo sobre la amenaza más grande que enfrentamos con el cambio climático. Esta transmisión llegó a todo el mundo hispano.

Estar en Miami me dio la oportunidad de conocer más sobre el aumento del nivel del mar que afecta a todo el Estado de la Florida por el cambio climático, desde Los Cayos hasta San Agustín. Pese a que ha habido tanta desinformación sobre el tema del cambio climático, sistemáticamente intentando politizarlo dentro de Estados Unidos, en Miami Beach se activó un plan de rescate de 400 millones de dólares, que incluye soluciones para estructuras de prevención de inundaciones y aguas pluviales. A pesar de que están haciendo esfuerzos por combatir el alza del nivel del mar, subiendo la altura de las calles de Miami Beach, quizás sea un poco tarde para ello, ya que esta ciudad es una de las más bajas del país, pues fue construida a solo 60 centímetros sobre el nivel del mar.

Según el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC), el mar aumentará globalmente cerca de un metro de altura en menos tiempo que nos imaginamos, e indudablemente eso traerá importantes daños sociales y económicos a todo el planeta. Se calcula que el aumento del nivel del mar dañará propiedades valoradas en unos 15 mil millones de dólares a lo largo de la costa del sur de Florida, y eso sin contar que pueda ser más alto el costo si siguen llegándoles megahuracanes. Científicos de la Universidad de Miami han proporcionado los registros de mareas, y pluviómetros para concluir que las inundaciones por lluvias han aumentado 33 por ciento y las de marea repuntaron 400 por ciento desde 2006.

El cambio climático es inequívoco. El océano ya está devorando la costa de Miami Beach a una velocidad de 0.84 centímetros por año. Esto resulta peligroso para las inversiones en bienes raíces, mientras algunos políticos norteamericanos siguen perdiendo el tiempo, debatiendo si el fenómeno es atribuible al calentamiento global. A mí me parece increíble después de haber sufrido estragos con los tres megahuracanes que azotaron a Estados Unidos recientemente dejando billones de pérdidas materiales.

Pero aún así, sigue la testarudez y la negación hacia el cambio climático. Durante mi entrevista con Camilo, de CNN, dije que no se trata de “creer” o “no creer”, pues no es una religión, ni que por ser republicano no se deba creer, ni que por ser demócrata se deba creer. Se trata de comprender las evidencias científicas de miles de científicos acreditados y hacer caso omiso de los pseudo-científicos que jamás han publicado nada con evidencia real y solo se dedican a recibir dinero bajo la mesa o crear videos para desacreditar el tema y decir que es un cuento chino para hacer que la producción estadunidense no sea competitiva.

Estos pseudo-científicos tienen agendas propias, ya sea porque les están pagando para que digan esto o aquello o porque toman un pequeño detalle aún no confirmado para desvirtuar un millar de evidencias que sí muestran que el cambio climático es una realidad. Una ciudad sumergida es el temor de todos. El alcalde Philip Levine, quien es el pionero en la lucha contra el cambio climático dice que mejor haría el gobierno estadounidense en construir un muro en contra del cambio climático.

La Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático COP 23 se celebra este año en Bonn, Alemania, del 6 al 17 de noviembre. Mi entrevista por CNN la encuentran en el link: https://www.facebook.com/VidaAmordePaz/videos/1269882676449667/

vidanicol@gmail.com