Opinión

ESCENARIO DE VIDA

Mis deseos para el 2017

Vida Amor y Paz

Vida Amor y Paz

Archivado en:

Vida amor y paz

Pasan los años y seguimos pidiendo los mismos deseos cada vez, sin preguntarnos si la razón por la que algunos deseos no se cumplen sea porque hemos pedido sin mucha convicción.

1. El año pasado, mi primer deseo fue que siguiéramos apoyando a la Cicig y al MP, y se cumplió. Resultado, la Cicig y el MP han demostrado mucha eficiencia y progreso. 2. Mi segundo deseo fue que hubiese suficiente trabajo, pero no se ha logrado. Muchos negocios han tenido que cerrar. La situación política ha afectado la economía del país y, por ende, ha dejado a muchos con los bolsillos vacíos. 3. Mi tercer deseo fue que no hubiesen sequías en el interior del país. Sin embargo, nos vimos en problemas por la falta de lluvia. En El Progreso, agricultores y campesinos de Chiquimula y Zacapa están sufriendo de sequías. Los sectores azucareros, cafetaleros y huleros también fueron azotados por las sequías Una laguna que visité recientemente se secó por completo debido al cambio climático. 4. Mi cuarto deseo fue que el Congreso fuese menos corrupto, pero no se ha podido ver mayor avance en este sentido.

5. Mi quinto deseo fue que tuviésemos más conciencia con el agua, pues la cantidad disponible en el país se está mermando debido a que no hay un marco legal que regule el uso adecuado y eficiente del recurso vital. Hoy por hoy, el 99% de los afluentes están contaminados, lo que marca la urgencia de contar con una normativa específica en el país. Este deseo aún no se cumple. 6. Mi sexto deseo no se cumplió, pues fue erradicar la basura de los afluentes de agua, tanto por parte de los ciudadanos, como las autoridades municipales y del gobierno central. Debemos contar con buen financiamiento para realizar una campaña a nivel nacional. 7. Mi séptimo deseo fue que se reactivara fuertemente el salvamento de nuestros lagos de Amatitlán y Atitlán y otras lagunas que sufren en Guatemala, pero la sociedad civil, y no solo el Gobierno, debe poner de su parte para que este deseo se cumpla. 8. Mi octavo deseo fue que aprobáramos la Ley ProBosque, que trae enormes beneficios para la reforestación y protección del recurso forestal del país, y este sí se cumplió. 9. Mi noveno deseo fue que colocásemos a Guatemala como destino turístico mundial, pues sabemos que tenemos un país multiétnico/multicultural. No se cumplió, pues seguimos con la fama de ser un país violento. Poseemos impresionantes sitios arqueológicos e incontables lugares paradisíacos, pero no logramos comprender que nadie querrá venir a Guatemala si hay violencia. Sin violencia, nuestro mensaje debiera ser “el riesgo de visitarnos es que puedas enamorarte de Guatemala”. 10. Mi décimo deseo personal es conocer muchos nuevos amigos sinceros, cuidar los que ya tengo y tener a mi familia cerca para amarlos cada vez más.

Este domingo 18 de diciembre, sintonicen por Guatevisión “Los secretos mejor guardados de Chiquimula”. Los estaré llevando de viaje al municipio de Olopa, donde la organización Arbeiter Samariter-Bund (ASB), fundada en 1888 en Alemania, junto al Gobierno alemán, apoya a la asociación local Asorech, llevando filtros de agua a las comunidades más pobres, especialmente con apoyo a niños menores de 5 años. Es una organización que ayuda a la gente más alejada y abandonada. No se lo pierdan. Hoy, el reprise, a las 8 am, por Guatevisión, veremos a gente sencilla en su lucha por sobrevivir.

www.tropicalrainforest.org / vidamordepaz@yahoo.com