Opinión

Catalejo

Oscuro aquelarre de los millardos

Mario Antonio Sandoval

Mario Antonio Sandoval

Un aquelarre es la reunión de brujos o brujas para realizar prácticas supersticiosas, y por extensión se aplica a actividades oscuras, de mala intención. Encaja al conocerse las denuncias del jefe de la Contraloría General de Cuentas, Carlos Mencos, sobre 11.9 millardos de quetzales de gastos susceptibles a reparos por esa institución en el primer año del actual gobierno, lo cual equivale a Q32 millones diarios o a 1.3 millones por hora. ... Ciertamente, deben señalarse dos asuntos; uno, los reparos necesitan de aclaraciones y por ello no necesariamente constituyen delito, y dos, la mentalidad profesional de los contralores, como la de los auditores, está basada en criterios eminentemente económicos y por ello pueden llevar a conclusiones equivocadas.

Sin embargo, es preocupante la cantidad de casos: hay 128 denuncias penales por un total de 1.3 millardos; 5,336 sanciones económicas por 250 millones de quetzales, en los ministerios de Agricultura, Comunicaciones, Defensa, Desarrollo, Gobernación, Salud y Trabajo. El Congreso no escapa, al tener 23 reparos contra la directiva anterior. De las autoridades ediles, las capitalinas presentan anomalías en los tres fideicomisos municipales cuyo monto total es de 1,500 millones. De lo anterior puede deducirse la existencia de mucha actividad de una institución muchas veces cuestionada por la manera de actuar o porque no lo ha hecho. Ciertamente, mucho del incremento de actividades cuestionables o ilegales durante los últimos años se ha debido a descuido de la CGC.

La proliferación de hallazgos es resultado del aumento de investigaciones, y por ello es necesario tomar las acciones pertinentes para disminuir el tiempo del resultado final. En el caso de las personas al frente de las entidades cuestionadas, tal veredicto es indispensable, porque no necesariamente integrar el gabinete de un gobierno cuya cabeza ha sido cuestionada, los hace culpables. Si lo descubierto de alguna manera se relaciona con personas a quienes se les otorgaron cargos por motivos de presiones políticas y por ello, como se dice popularmente, están pagando el pato, no tienen alternativa y la presentación de su carta de renuncia debe ocurrir en el menor tiempo posible y, por decirlo así, sin contemplación alguna.

Aniversario

A causa de la vorágine de acontecimientos cotidianos en el campo de la política y sobre todo de las variadas investigaciones realizadas por el Ministerio Público y la Cicig, es fácil olvidar algunos hechos importantes. Hace un año,  por ejemplo, el caso de los dineros pagados por el gobierno patriotista a los canales de televisión 3, 7, 11 y 13, así como a las radios integrantes de la estructura de desinformación organizada por el ciudadano mexicano Ángel González y con la participación de la totalidad de los partidos y los dirigentes políticos desde hace alrededor de 25 años, entre ellos y de manera sobresaliente el actual alcalde capitalino Álvaro Arzú y Jorge Serrano, de cuya salida forzada se cumplieron 34 años el miércoles pasado. 

Este tema tiene importancia para la población, porque debe conocer los entretelones cuando la relación entre gobiernos y medios informativos tiene áreas oscuras. Los hechos relacionados con todo gobierno y sus principales figuras  en todo país tienen importancia, pero no todos, y su cobertura y despliegue en espacios de radio y televisión o en periódicos debe corresponder al interés nacional derivado de estos. Por esa misma causa las críticas, o las noticias no favorables a las verdades oficiales tienen igualmente una importancia derivada del tema, de su protagonista, o de ambas. Es crucial saber si el dinero gastado por el gobierno de Jimmy Morales en publicidad se justifica, o si por el contrario es una continuación de las viejas prácticas en las comunes en los gobiernos anteriores.