Opinión

Desarrollo de país

País, Estado, organismos de Estado

José Santiago Molina

José Santiago Molina

Para que todos podamos ir por el camino del bien y hacia la prosperidad considero oportuno revisar los roles de cada uno en la sociedad y en el Estado.

Repasemos las definiciones de país y de Estado, y así vamos entendiendo las bondades de nuestro sistema político y jurídico.

¿Qué es país? Es una unidad delimitada y autónoma de una parte del planeta Tierra que responde a un poder central. Es un territorio con identidad política, social y cultural organizado en subdivisiones de su propio territorio, ya sea en pueblos, ciudades, departamentos o Estados. ¿Qué es Estado? Es una comunidad social con una organización política común y un territorio y órganos de gobierno propios que es soberano e independiente. La República de Guatemala es un Estado soberano e independiente donde las reglas fundacionales están escritas en la Constitución Política de la República, la cual es la ley suprema del Estado.

Existen tres Organismos de Estado: el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial. Importante anotar que son solo tres, no hay ni cuatro ni cinco. Aparte son los órganos de control político, como el Tribunal Supremo Electoral y la Oficina del Procurador de los Derechos Humanos, así como los órganos de control jurídico administrativo, como la Corte de Constitucionalidad, la Contraloría General de Cuentas, el Ministerio Público, el Registro General de la Propiedad, la Procuraduría General de la Nación y el Instituto de Defensa Público Penal.

El Organismo Ejecutivo es el responsable de la gestión diaria del Gobierno —función administrativa— que dentro del marco de la ley ejecuta un plan de gobierno que debe buscar el bien común. También representa al Estado en sus relaciones diplomáticas. Lo dirige el presidente constitucional de la República, que es libremente electo cada 4 años, quien a la vez comanda las fuerzas armadas del país. En Guatemala tenemos esa gran oportunidad, la de elegir libremente cada cuatro años a quienes nos gobiernen. El Ejecutivo lo integran los ministerios de Estado y las secretarías de la Presidencia —que son muchas y que podrían fusionarse algunas—. El vicepresidente de la República tiene responsabilidades constitucionales muy importantes.

El Organismo Legislativo está integrado por 158 diputados, que son electos cada 4 años. Tienen la potestad legislativa para hacer las leyes que favorezcan al desarrollo integral del país y como representantes del pueblo deben procurar el bien común entre los habitantes. Sobre la integración de los miembros del Congreso y sobre los partidos políticos —Ley Electoral y de Partidos Políticos— debe haber discusión y cambios este semestre para beneficio del soberano.

El Organismo Judicial es quien ejerce el poder judicial a través de la Corte Suprema de Justicia, cortes de Apelaciones, tribunales de Primera Instancia, juzgados de Paz o juzgados Menores. Hay un mecanismo de elección de los magistrados de la Corte Suprema —cada 5 años— que en opinión de muchos debe reformarse, como también debe reformarse la elección del presidente del mismo que hoy día es cada año. Sin duda alguna debemos fortalecer este organismo de Estado modificando algunas leyes, pero sin que la política rebase lo jurídico.

Escribir sobre las instituciones de Estado que funcionan como órganos de control jurídico administrativo y órganos de control político lo haré en el futuro, pero quizá para el momento político del país es importante invitar al lector a analizar el rol de cada uno. Aquí cabe la Corte de Constitucionalidad, el Ministerio Público y la Oficina del Procurador de los Derechos Humanos, entre otros.

Guatemala tiene el marco constitucional adecuado para que podamos interactuar y desarrollar el país.

josesmolinam@gmail.com