Opinión

pluma invitada

Reflexiones sobre la criminalidad

Roberto Chávez Zepeda

Roberto Chávez Zepeda

La delincuencia es un fenómeno universal y tan antiguo como la misma humanidad. Ya en la Biblia, con el asesinato perpetrado por Caín, hijo de Adán y Eva, en su hermano Abel, concurre el fenómeno delincuencial que se aloja dentro de la criminalidad. Dentro de la criminalidad no es solo el asesinato el delito que se imputa. En síntesis, es el conjunto de acciones consideradas ilegales y que son perseguidas y castigadas por la justicia. En el marco de la delincuencia se encuentra el crimen, una acción considerada como especialmente grave.

La idea de criminalidad tiene dos acepciones. Por una parte es el conjunto de elementos y factores que permiten que una acción sea considerada criminal. La segunda entiende la criminalidad como el número de delitos criminales que han ocurrido en un lugar determinado, en un período de tiempo. Este último significado es el más común, ya que los medios de comunicación y las autoridades utilizan el índice de criminalidad como un dato importante para evaluar la seguridad en un territorio determinado.

La evolución de la criminalidad es un índice fundamental para comprender la realidad social. Al mismo tiempo, el tipo de crímenes que se cometen es importante para conocer ese fenómeno delictivo.

Ancestralmente, el crimen ha tenido tanta importancia que se ha conjugado en la ciencia reconocida como Criminología, que estudia todos los aspectos que forman parte de ese tipo de conductas. Se trata de un conocimiento que engloba elementos de la Sociología, el Derecho y la Psicología.

La Criminología intenta comprender un hecho aislado, un crimen concreto y, paralelamente, lo estudia como expresión de una sociedad.

La seguridad, en sus distintos aspectos, es una de las necesidades básicas de la humanidad, como lo es el amor, pues sin ellas es difícil llevar una vida normalizada.

En las últimas décadas ha surgido un nuevo concepto: el crimen organizado, que no se refiere simplemente a los grupos mafiosos tradicionales, sino también la trata de personas se incorpora a la idea de crimen como una realidad global. De hecho, los cuerpos de seguridad de otros países cooperan conjuntamente para luchar contra el crimen organizado.

El crimen también tiene su historia y su evolución. Los historiadores y los medios de comunicación se han ocupado tradicionalmente de los crímenes más famosos de la humanidad: Julio César, Lincoln, Kennedy, Luther King, Gandhi.

En Guatemala fue noticia internacional el asesinato del periodista Alejandro Córdova y el cometido contra una niña, en un negocio llamado El Torreón, por Miculax Bux.

Los crímenes pueden tener distintas génesis: políticas, pasionales, religiosas, tráfico de drogas y, ahora, la extorsión.

rochaz71@gmail.com