Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

17/08/11 - 00:00 Opinión

UKEMIK NA’OJ

Un sistema de justicia deficiente

En Guatemala, la violen-cia patriarcal se ensaña contra las mujeres, independientemente de su adscripción etno/racial, clase social, religión, formación académica, ideología política, etc. Uno de los tantos casos ilustrativos actuales es la experiencia de Petrona Olga Say Velásquez, enviada a prisión, acusada de encubrir a los responsables de la desaparición de Cristina Siekavizza. Unas semanas después de la desaparición de Cristina, su padre denunció que ella era víctima de maltrato psicológico y económico por parte de su esposo

FRANCISCA GóMEZ GRIJALVA

, Roberto Eduardo Barreda de León, pero llama la atención por qué no develó inmediatamente esta información a las autoridades, antes de que su yerno se fugara con la niña y el niño?

¿Por qué se acusa a Petrona Olga Say Velásquez de los delitos de encubrimiento propio y obstrucción de la justicia? Acusarla de estos delitos, sin una exhaustiva investigación, es indignante, porque bien es sabido que en este país los derechos de las trabajadoras de casa particular son continuamente vulnerados por quienes las contratan.

Será que el sistema de justicia y la Fundación Sobrevivientes no han pensado en la posibilidad de que Petrona ha sido y es víctima de maltrato psicológico, amenaza y coacción por parte del o los responsables de la desaparición de Cristina? ¿Se han preguntado si su familia ha sido amenazada y corre peligro?

Por qué en vez de enviar a Petrona a la prisión, el sistema de justicia no le brinda protección, especialmente porque puede ser clave para esclarecer este crimen. ¿Dónde queda la administración de la justicia fundamentada en una previa investigación a cargo del Ministerio Público y la Policía Nacional Civil, con el acertado servicio de la Defensa Pública Penal?

¿Cómo negar que este sistema de justicia cotidianamente se inclina favorable hacia quienes ostentan el poder económico y político, mientras sanciona, humilla, acusa, aprehende y castiga sin pruebas contundentes a las personas oprimidas, excluidas y explotadas?

Muchas anomalías se ven en este proceso. ¿Cómo se entiende que la jueza décima del ramo Penal, Verónica Galicia, informó que dos empleados del Sistema de Gestión de Tribunales (SGT), sin previa autorización, revisaron la computadora de la sala de audiencias donde se registró el audio de la primera declaración de Petrona. Además, si la Fundación Sobrevivientes sospecha que Ofelia Beatriz de León, madre del ahora fugitivo y exmagistrada de la Corte Suprema de Justicia, está obstruyendo el esclarecimiento de este crimen, por qué se inculpa a Petrona a partir de suposiciones y sin contar con información verídica?

Más noticias de Opinión

Herramientas

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.