Opinión

SIEMPRE VERDE

¿Va a darles su voto?

Magalí Rey Rosa

Magalí Rey Rosa

No creo que debamos ir a elecciones en estas condiciones. No quiero participar en este proceso electoral porque estamos condenando a Guatemala a seguir gobernada por delincuentes. Pero creo que, para quienes piensan hacerlo, sería bueno tomar en cuenta el criterio ambiental para decidir su voto. Las propuestas —de 13 de los 14 candidatos— publicadas en Prensa Libre el domingo pasado hablan de: ley de aguas, exigir el cumplimiento de las leyes ambientales, adecuar la Ley de Minería (A. Giammattei); que el MARN deje de ser tramitador de evaluaciones de impacto ambiental, y énfasis en el cambio climático (A. García); no propone nada (J. Morales); promover el turismo ecológico y el desarrollo sustentable, recuperar suelos, controlar la contaminación, saneamiento ambiental (J. A. López); educación ambiental, tecnologías más limpias (J. Gutiérrez); reestructurar el sistema para la emisión de estudios de impacto ambiental, fortalecer la institucionalidad (L. Sosa); reformar la Ley de Protección del Medio Ambiente, consumir productos amigables (L. F. Pérez); crear en la Cancillería (¿?) un organismo especializado en materia ambiental y cambio climático (M. Baldizón); revisión de normativa vigente, declaración de zonas protegidas, reciclaje (M. D. García); enfocarse en minería, petróleo, recursos no renovables, energía y recursos renovables (M. Estrada); impulsar los derechos de la Madre Tierra y tratar a las empresas extractivas de manera diferente (M. A. Sandoval); impulsar los mercados de servicios ambientales y desarrollar estudios científicos para el saneamiento de lagos y ríos, ley de educación ambiental (R. González); reformar la ley de minería para mejorar las regalías, empresas mixtas y garantizar derechos de las comunidades (S. Torres). Nada dice Z. Ríos, porque no respondió a PL.

Los listados se ven rebonitos..., pero tienen serios problemas (y algunos dan risa). Casi todos los candidatos se sienten obligados a tocar el tema ambiental pero ninguno lo considera fundamental. Aunque no lo reconozcan, ¡la naturaleza es la infraestructura sobre la que funciona nuestro país! Lo que presentan como propuestas son listados de buenas intenciones, sin sustento técnico. No dicen cómo, dónde, cuándo, con quiénes... Fueron hechos por políticos “aspirantes”, sus asesores y sus financistas; grupos caídos en desgracia, a los que el pueblo de Guatemala ya no les cree ¡nada!

Ya vimos a Roberto González (ministro de Energía y Minas, época de Berger), quien mintió entonces diciendo que la minería metálica sacaría adelante a Guatemala y que no contaminaría (comunicación personal). Sandra Torres fue parte del gobierno que más concesiones ha otorgado a las transnacionales mineras. Se intuyen componendas de casi todos los aspirantes con el sector que más conflicto social ha causado en Guatemala en los últimos años. ¿Va a darles su voto?

El licenciado Alfonso Carrillo exigió esta semana a la Corte de Constitucionalidad que nos garantice el derecho a un proceso electoral puro, porque este no lo es. Ojalá lo escuchen, porque ¡en estas condiciones no queremos elecciones.