Economía

Pese a oposición, Uber operará en México

Uber sufre dificultades en muchos lugares del mundo: desde California, donde un fallo judicial en que le impide clasificar a sus conductores como contratistas, hasta París, donde una protesta de taxistas se volvió violenta y el presidente tuvo que prometer que habrá represión.

Por México / AFP

mensajes de rechazo a la aplicación también se pueden ver en Francia.
mensajes de rechazo a la aplicación también se pueden ver en Francia.

Sin embargo, el app para conseguir un automóvil particular con chofer estaría a punto de recibir buenas noticias en la capital mexicana.

A la espera de una decisión del gobierno de la ciudad, Uber obtuvo recientemente el apoyo de la influyente Comisión Federal de Competencia Económica, que si bien no es legalmente vinculante, sí tiene mucha repercusión.

La misma Comisión de Derechos Humanos de la ciudad se ha pronunciado a favor de Uber. En otros lugares, los obstáculos legales han sacado a Uber de las calles, pero las autoridades de la Ciudad de México han indicado que le permitirán funcionar en esta megalópolis de más de 20 millones de habitantes.

Pros y contras

  • además
  • Con su sistema dinámico de precios, las tarifas de Uber suelen ser más altas que las de los taxis callejeros, pero competitivas con las de radiotaxis y taxis de sitio.
  • La Asociación de Transportistas Unidos de la Ciudad de México dice que pierden US$1.5 millones diarios y que es injusto que los conductores de Uber o Cabify no sean sometidos a las inspecciones, que son costosas.

“En general, entre más opciones tengan los consumidores, mejor van a estar”, dijo la presidenta de la comisión de competencia, Alejandra Palacios Prieto.

“Mejores servicios van a recibir y mejores precios van a poder pagar por esos servicios”. Esto no significa que el camino esté allanado. Los taxistas han realizado protestas para exigir a las autoridades que arresten a los conductores de Uber e incauten sus autos.

Algunos han jurado “cazar” vehículos de Uber y en un caso golpearon con bates de béisbol las puertas y el parabrisas de un auto a pesar de que un cliente estaba en el interior. Un fuerte gremio de taxistas ha jurado no cumplir con los reglamentos para taxis si no se les impone a Uber.