Justicia

Piden antejuicio contra jueces

El Ministerio Público (MP) solicitó a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que se le retire la inmunidad a dos jueces del Tribunal Segundo de Instancia Penal de Chiquimula, por haber absuelto al exconcejal de esa cabecera Max Eduardo Cordón Orellana, de 73 años, acusado de trata de personas.

Por Glenda Sánchez

Max Eduardo Cordón Orellana, exconcejal
Max Eduardo Cordón Orellana, exconcejal

Carlos Guillermo Sosa Bueso y Luis Salvador López Mejía, presidente y vocal del Tribunal, respectivamente, son los jueces contra quienes el MP solicitó el retiro del antejuicio para que puedan ser investigados.

El MP les imputa los delitos de incumplimiento de deberes, resoluciones violatorias a la Constitución y prevaricato —cuando un juez dicta una resolución contraria a la ley o la fundamenta en hechos falsos—.

A cinco meses de que el Tribunal dictó la sentencia absolutoria en favor del exconcejal, la Fiscalía de Sección contra la Trata de Personas presentó la petición porque sospecha que los jueces lo beneficiaron.

Cordón Orellana fue señalado de trata de personas luego de haber sido capturado cuando salía de un autohotel con una niña de 8 años. También fue detenida Éricka Mariela Osorio, madre de la menor.

Los Delitos

“Esta fiscalía consideró que incurrieron en delitos al emitir la resolución. Por eso se hace la solicitud, con el fin de que la Corte nombre a un pesquisidor para que se investigue, pues se presentaron pruebas que a nuestro criterio sustentaban la investigación”, declaró el fiscal a cargo, Marvin Orellana.

Agregó que uno de los argumentos que los jueces esgrimieron es que el exconcejal no fue capturado en flagrancia, por lo cual dedujeron que hubo ilegalidad en su detención.

Esa decisión dejó sin valor “todas” las pruebas que el MP presentó durante el juicio desarrollado en abril último, en ese departamento.

La Fiscalía explicó que se presume que los jueces actuaron de “mala fe”, ya que la flagrancia constituye el momento en que se comete el delito o momentos después, con vestigios, y para comprobarlo se presentó el testimonio de los agentes que detuvieron a Cordón Orellana.

Ellos declararon que después de haber rescatado a la niña, esta relató que había sido abusada y vendida por su madre, “razón por la que se buscó agilizar la detención del exconcejal”, especificó el fiscal.

Agregó: “Con todo lo anterior no era factible argumentar que existía una detención ilegal”.

Hubo Dolo

El jefe de la Fiscalía, Álex Colop, explicó que, a su criterio, los jueces interpretaron mal las normas para favorecer a las dos personas. “Creo que el criterio que tomaron tiene un dolo en cuanto a beneficiar a la madre y al exconcejal, porque existe un voto razonado de uno de los dos vocales que sí concatenó e interpretó las normas a favor de la niñez”, afirmó.

Colop recordó que la menor se encuentra con su padre, ya que este desconocía las acciones en que incurría la madre.