Guatemala

Nueva Corte Suprema de Justicia deberá lidiar con carencias

A los nuevos magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), que asuman el próximo 13 de octubre, no les pinta un panorama halagador, ya que encontrarán un Organismo Judicial con carencias de recursos y desafíos que deberán corregir en los próximos cinco años que estarán en el cargo.

Por POR HUGO ALVARADO Y JERSON RAMOS

<p>Fachada del edificio del Organismo Judicial. (Foto Prensa Libre: Archivo)<br _mce_bogus="1"></p>
Fachada del edificio del Organismo Judicial. (Foto Prensa Libre: Archivo)

Mientras se despeja el camino de las impugnaciones en la elección para magistrados de CSJ, los comisionados deben resolver en los próximos días si existió ilegalidad en la elección de los nuevos funcionarios.

De sortear ese impasse legal, quienes lleguen a dirigir el Organismo Judicial (OJ) y CSJ tendrán que empezar a buscar la fórmula para darle solución a los problemas que persisten en esa institución.

Gabriel Medrano, magistrado de la actual administración y expresidente de la CSJ 2012-2013, enumeró aspectos que se deben mejorar.

“Sin que de ninguna manera pretenda ni siquiera insinuar una ruta a seguir, ya que serán ellos —los nuevos magistrados— los que definan su plan de trabajo, podría dar algunos puntos que deben trabajar”, dijo.

Al grano

El magistrado mencionó que al menos seis aspectos puntuales deberían ser prioridad para los nuevos magistrados.

Una de sus sugerencias es que deben impulsar una reforma constitucional respecto del sector justicia. Enfatizó que se deben enfocar en promover una verdadera carrera judicial.

Los cambios deben ir encaminados a buscar una nueva forma de elección, tanto de magistrados de la CSJ y del presidente, así como de magistrados de Apelaciones.

Medrano considera que es vital efectuar el cambio de sistema de las postuladoras, ya que éste cumplió su tiempo.

“A la próxima Corte Suprema de Justicia le va a corresponder promover la reforma constitucional, a efecto de que se establezca verdaderamente la carrera judicial, para que se cambie el sistema de elección a magistrados y la presidencia”, enfatizó.

Cabildeo

De igual manera, se debe seguir en promover en el Congreso las reformas a la Ley de la Carrera Judicial, la Ley de Servicio Civil del OJ y otras iniciativas que están desde gestiones anteriores de la CSJ, como la Ley de Amparo y el Código Notarial.

Según el magistrado, va a quedar listo un proyecto de ley sobre nuevos códigos Procesal Civil y Mercantil, ya que se pasa del sistema escrito al oral.

Actualmente se encuentra en último dictamen de una comisión externa y ya estará listo, aseveró.

Fondos

Sin embargo, para poder implementar nuevos proyectos, buena parte del problema pasa por la falta de presupuesto que se le asigna al OJ. “Esa es una de las carencias más sentidas que se mantiene”, dijo.

Medrano mencionó que además de los Q1 mil 947 millones del presupuesto para el 2014, se necesitan unos Q300 millones más para el próximo año, para la construcción o adquisición de edificios propios para ese organismo.

Como ejemplo citó la construcción de un edificio en la 9a. avenida y 20 calle, zona 1, para que funcione el Centro de Familia, que ya tiene el aval del Ministerio de Cultura y las licencias autorizadas, pero por falta de presupuesto aún no empieza la obra.

Se deben instalar nuevas salas de Apelaciones de diferentes ramos y juzgados de Mayor Riesgo.

También la habilitación de 30 juzgados de Paz en igual número de municipios, para que conozcan casos penales de delitos con penas menores de cinco años, para combatir la mora judicial.

Anabella Cardona, presidenta de la Asociación de Jueces y Magistrados, coincide con Medrano en la urgencia de ampliar la cobertura judicial en la provincia.

“Entendemos que gran parte de los proyectos pasa por la asignación de presupuesto, pero los nuevos magistrados deben tocar las puertas necesarias para lograr una mejor cobertura judicial y atender la demanda de la población”, opinó.

Medrano refirió que otro desafío es que la nueva gestión debe darle seguimiento al plan quinquenal que ellos aprobaron (2009-2015), aunque deben crear otro plan (2015-2020).

Cuestionados

Carmen Aída Ibarra, del Movimiento Projusticia, expuso que la integración de la nueva CSJ arranca con cuestionamientos debido a la forma en que fueron electos por los diputados.

Los 13 electos salieron de una negociación pactada entre el Partido Patriota y Libertad Democrática Renovada (Líder), que excluyeron a otras bancadas.

Ibarra proyectó que los nuevos funcionarios van a encontrar un Poder Judicial lento, corrupción, mora judicial y algunos magistrados que participan de un litigio malicioso.

“Lo que se espera es que actúen con independencia, que dignifiquen el cargo con buen desempeño a través de la ética y moral”, sostuvo Ibarra.

Cardona propuso que los magistrados deben prestar mayor atención al ámbito jurisdiccional más que el administrativo, sin que se deje por un lado la protección de jueces y que se mejoren las condiciones para trabajar.

Faltan 13 días para que asuman, pero a partir de hoy los comisionados para la elección a CSJ deben reunirse para discutir las impugnaciones que se presentaron, ya que no se respetaron las 72 horas para recibir inconformidades, lo cual obvió el Legislativo obvió en la elección del martes recién pasado.

Apelaciones

Doce sin judicatura

El Congreso también debe elegir a 126 magistrados titulares y 84 suplentes para las 42 salas de Apelación del Organismo Judicial (OJ); sin embargo, cuatro judicaturas no se encuentran en funcionamiento debido a falta de presupuesto.

De esa cuenta, 12 de los nuevos funcionarios judiciales titulares y ocho suplentes serán nombrados en sus cargos, pero no iniciarán sus trabajos porque no se tiene el espacio físico ni mobiliario.

Se creó una sala de Apelaciones Laboral para la capital y tres más regionales mixtas para Izabal, Santa Rosa y Escuintla, para las cuales se necesitan Q14 millones anuales —Q3.5 millones por cada una— para funcionamiento.