Justicia

Posturas encontradas sobre caso Ríos Montt

Posturas enfrentadas se conocieron en el Diálogo Libre este viernes, cuando Ricardo Méndez de la Fundación contra el Terrorismo asegura que no hubo genocido, mientras Édgar Pérez de la Asociación de Justicia y Reconciliación opinó lo contrario.

Por José Manuel Patzán

De acuerdo con Ricardo Méndez Ruiz, de la Fundación contra el Terrorismo, no hubo genocidio en el país y el proceso seguido contra el general Efraín Ríos Montt nunca debió haber empezado. Sin embargo, según Édgar Pérez, de la Asociación para la Justicia y Reconciliación, no se violan los derechos del procesado y despierta suspicacias el informe presentado por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) sobre la salud del acusado, según lo externado en el programa Diálogo Libre.

¿Debe ser trasladado Ríos Montt al hospital psiquiátrico Federico Mora?

Pérez: La resolución del Tribunal de Sentencia de Mayor Riesgo B está fundamentada en la ley y no se vulneran derechos; no se puede interrumpir la justicia. Se alega que el hospital psiquiátrico no tiene condiciones, pero es el único que tenemos.

Méndez: El asunto no es si el juicio debe continuar o no, para nosotros el asunto es que el juicio jamás debió de empezar, porque en Guatemala no hubo genocidio. El mismo pueblo ixil está dividido en ese criterio de si hubo o no. Yo me atrevo a decir que la mayoría de los ixiles dicen que no. En cuanto al traslado al hospital, no compartimos la opinión de Roxana Baldetti —ex vicepresidenta— de que es un lugar rebonito. Ríos Montt tiene 90 años y su salud es delicada, hemos visto saña contra él, no se ha tenido la menor consideración por su edad. La jueza María Eugenia Castellanos —quien preside el Tribunal— ha sido beneficiada por organizaciones de izquierda que solo llevan una venganza ideológica.

Se afirma que es un proceso de tortura...

Pérez: Un proceso justo es el que equilibra los derechos tanto de los imputados como de los querellantes o víctimas, y si hablamos de un juicio justo, está la sentencia que se dictó en 2013.

Los informes del Inacif tienen errores cuestionables. Cuando se lee dice que Ríos Montt está sedado, y entonces uno se pregunta: ¿Cómo se puede decir que se le hace un examen a una persona que está sedada?, y concluyen en que no tiene capacidad de enfrentar un juicio, pero eso le corresponde decirlo a un juez, y además concluye que ya nadie más lo puede examinar.

¿Qué pasa si el lunes se reitera su traslado?

Méndez: Considero que la jueza Castellanos debe ser recusada, por su afinidad con organizaciones de izquierda que buscan venganza contra Ríos Montt.

¿Hay probabilidades de que se esté fingiendo una enfermedad mental?

Pérez: Lo tendrán que determinar los médicos. Lo que sí reiteramos es que los informes que se han presentado en el Tribunal deducen que la situación de salud de él no es como se reportó por parte del Inacif. Los hechos durante el gobierno de Ríos Montt son los que tienen estas graves violaciones a los derechos humanos.

¿Cree que existen influencias para que no sea trasladado?

Pérez: No nos oponemos a las acciones para evitar el tras-lado, por supuesto que llama la atención la forma tan ágil como estas se tramitan. Por sentido común queda la duda de si hubo o no influencias, porque en otros casos no son tan rápido.

¿Se dijo que un magistrado es afín al FRG?

Méndez: Yo no entiendo cómo el licenciado Pérez aduce que hay privilegios con los recursos que han sido planteados a favor de Ríos Montt, cuando no es así.

¿Qué se lograría con una sentencia contra Ríos Montt?

Pérez: Las sentencias en estos casos son reparaciones para las familias de las víctimas, es como que les den el certificado de que lo que han relatado en los tribunales les pasó. Para nosotros obtener una condena es una reparación digna para las víctimas y es la reivindicación de esa memoria que se quiere negar.