Hemeroteca

Prohíben estreno cinematográfico

Un día como hoy de 1964, por orden del Gobierno fue retirada de los cines la película norteamericana La Séptima Aurora o El Séptimo Amanecer, The 7th Dawn, en inglés, la cual estaba programada en los cines Reforma y Lido.

Por Hemeroteca PL

Cartelera de un cine de los sesenta. (Foto: Hemeroteca PL)
Cartelera de un cine de los sesenta. (Foto: Hemeroteca PL)

El filme, dirigido por Lewis Gilbert y protagonizado por William Holden, Capucine, Tetsuro Tamba y Susannah York, se basó en la novela de Michael Keon, titulada El Árbol de Durian.

La trama gira en torno de tres amigos que lucharon contra los japoneses en Malasia durante la Segunda Guerra Mundial, que terminan en lados opuestos de la insurgencia comunista después de la guerra. Ferris (William Holden) se convierte en propietario de una plantación de caucho, mientras que su amante Dhana (Capucine) dirige una escuela. El tercer guerrillero Ng (Tetsuro Tamba), luego de estudiar un tiempo en Moscú regresa con ideas revolucionarias fortalecidas y debate con Ferris el amor de Dhana, en medio de actos terroristas.

Cancelan funciones

La Séptima Aurora fue estrenada en Guatemala el 7 de octubre de 1964 en las salas de cine mencionadas. Sin embargo, un día después la cinta fue proyectada en una función privada a un grupo de jefes y oficiales del Ejército, así como a funcionarios de Gobierno entre ellos el secretario de información, Rafael Escobar Argüello.



Nota publicada sobre la prohibición acompañada del poster de la película. (Foto: Hemeroteca PL)
Nota publicada sobre la prohibición acompañada del poster de la película. (Foto: Hemeroteca PL)


Luego de dicha función, las diferentes administraciones de los cines recibieron la orden de que dicha película debía ser retirada de las salas. En las carteleras se leía "Hoy no hay función por razones de fuerza mayor".

Las personas que tuvieron la oportunidad de ver las primeras funciones comentaron que la razón de la prohibición posiblemente fue porque en la película se presentaba una lucha de guerrilleros contra el ejército norteamericano.

En dicha cinta se revelaban algunas de las formas de batalla que empleaban las guerrillas asiáticas en contra de ejércitos regulares.

Esto quizá fue considerado como peligroso por las autoridades, ya que en ese entonces el conflicto armado en el país empezaba a cobrar auge.

De cualquier forma, no se obtuvo una versión oficial de por qué  la película fue prohibida.

Lo último que se publicó fue que la casa Andrews, propietaria de la cinta en el país, solicitó al Gobierno reconsiderar la medida de prohibirla.