Revista D

Proyecto clandestino

El grupo guatemalteco Undercover Project rinde tributo a los grandes del rock en inglés.

Por Roberto Villalobos Viato

Pie de foto ñalkdjf ñlaks jfdñkalsj fñkla jsñdfkj añskdlf j
Pie de foto ñalkdjf ñlaks jfdñkalsj fñkla jsñdfkj añskdlf j

El público está expectante, ansioso. Algunos se pasean por el bar. Otros conversan. Unos más brindan.

Es sábado por la noche y Cheers, en la zona 10, está lleno de fanáticos del rock, todos a la espera de que empiece la presentación de Undercover Project, un grupo guatemalteco especializado en rendirle tributo a los titanes del rock en inglés como Metallica, Iron Maiden, AC/DC, Led Zeppelin, Creedence, Queen, Deep Purple, Helloween, U2, Ronnie James Dio, Police, Journey o Van Halen.

Celebran la música de los Guns N’ Roses, la legendaria banda estadounidense liderada por Axl Rose y que, antes, integró el famoso guitarrista Slash.

Tras varias pruebas de sonido, la agrupación empieza a hacerse escuchar con los estruendosos pero armónicos sonidos de los gunners. El público grita de la emoción.

Roberto Matheu, en la voz, la hace de Axl Rose, mientras que el guitarrista Manuel Rivera interpreta el papel de Slash. En tanto, Ángelo Estrada va con la segunda guitarra y toma la batuta de Izzy Stradlin; Calín Enríquez, el bajista, actúa como Duff McKagan y Wálter Galindo toma el puesto de Dizzy Reed. Cierra la alineación el baterista Meme Ruano, quien interpreta a Matt Sorum. Unos genios.

Para los fanáticos

Undercover Project —que al español podría traducirse como “proyecto clandestino”— empezó en el 2007, aunque tomó su nombre hasta el 2012.

Al principio interpretaba heavy metal ochentero. Con el tiempo ha variado, pero se mantiene dentro del rock en inglés —excepto en ocasiones en las que ha brindado conciertos para conmemorar a Caifanes—.

Además, los integrantes no siempre son los mismos, pues se agrupan según el grupo al que le vayan a rendir tributo. “Todo depende del gusto de cada uno de nosotros”, indica Enríquez, quien lidera el proyecto. Por eso participan con ellos hasta 10 músicos.

Entre los más activos, aparte de los mencionados, están el baterista Fabián Morales y los guitarristas Wálter Calderón, Javier Barrientos y Pedro Rivera.

Formar parte de este grupo, asimismo, representa un gran reto, pues a sus presentaciones llegan “los meros fanáticos” de las bandas a las que interpretan. “Ellos conocen bien los ritmos y las letras de las canciones. Si uno comete un error, rápido se dan cuenta”, dice Enríquez.

Por eso, antes de cada presentación ensayan lo suficiente para que su exigente público se vaya satisfecho.

Enérgicos

El bar está cargado con la energía que transmiten estos guatemaltecos.

Ejecutan alrededor de 20 canciones de los GNR, entre ellas Welcome to The Jungle, Sweet Child O’Mine, Estranged, November Rain, Don’t Cry o Paradise City.

Pero eso fue en esa ocasión. En próximas presentaciones, los fanáticos podrían escuchar For Whom The Bell Tolls (Metallica), Thunderstruck (AC/DC), The Trooper (Iron Maiden), The Show Must Go On (Queen) o Kashmir (Led Zeppelin). Buen rock. Por eso hay que estar atentos a sus actividades, las cuales publican en Facebook.

De seguro, los altos y rítmicos decibeles de Undercover Project harán que sus asistentes “mosheen” durante toda la noche. ¡Es para no perdérselo!