Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

18/01/13 - 00:00 Quiché

Turismo se aleja tras disturbios en Chichicastenango

El bullicio y colorido característico de los días de mercado en Chichicastenango, Quiché, —que se efectúa los jueves y domingos— no se pudo apreciar ayer en ese lugar, pues el turismo nacional e internacional se alejó y más del 95 por ciento de los comerciantes no abrieron sus negocios, ante el temor de disturbios similares a los ocurridos el miércoles último tras una protesta contra algunos integrantes del Concejo.

Ese día, una turba destruyó la Municipalidad, quemó ocho viviendas propiedad del alcalde Sebastián Xon Cortez y otros integrantes de la corporación municipal, así como la sede del Comité Cívico La Manzana, que los llevó al poder, pues los señalan de haber malversado Q4 millones.

Ayer, las calles de Chichicastenango estaban silenciosas. Pocas personas caminaban por las vías y los negocios permanecían cerrados.

Grupos de vecinos comentaban sobre los hechos vandálicos que se habían registrado un día antes, y discutían las implicaciones que la baja en el turismo tendría en la economía.

Jorge Luis Salvador Canil, guía local del Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat), dijo que el impacto económico es grande, ya que la afluencia de turistas bajó en 99 por ciento.

“Los jueves y domingos, que son los días de mercado, la presencia de visitantes ronda los cinco mil cada día, pero ayer solo se vieron unos 50 turistas”, comentó Salvador.

Dijo que eso es devastador para Chichicastenango, pues su economía se basa en el turismo.

El Inguat y la Policía Nacional Civil instalaron un puesto de control en Los Encuentros, Sololá, para advertir a los visitantes del riesgo que podían correr si viajaban a Chichicastenango, y por eso les sugerían otros destinos.

El sector hotelero reportó una masiva cancelación de reservaciones.

Cierra el 95% de negocios

De los casi tres mil negocios que hay en Chichicastenango en los días de mercado, ayer solamente abrieron unos cien; es decir, que un 95 por ciento de comerciantes prefirió no arriesgarse a vender en un ambiente de tensión.

Tomás Lastor Tol es comerciante de artesanías y dijo que le preocupa la baja de turistas, pues eso se traduce en poca o nula venta de sus productos.

Elizabeth Mejía, otra negociante, expresó que el accionar vandálico de un grupo afecta la economía de un municipio, por lo que pide la intervención de las autoridades para reactivar la economía.

POR ÓSCAR FIGUEROA / Quiché

Sin clases ni comuna

Debido  a los disturbios ocurridos el miércoles último, las autoridades de Educación decidieron suspender las clases por tiempo indefinido.

 Padres de familia dijeron que la decisión es buena, puesto que no se debe arriesgar la integridad de los estudiantes si ocurrieran protestas violentas.

Pobladores indicaron que la comuna permanece cerrada por los incidentes y que en el edificio hubo saqueo y daños al mobiliario y equipo, y por eso temen que el servicio no se reanude de inmediato y afecte las diferentes diligencias por trámites.

También dijeron que la ausencia de autoridad en el municipio podría acarrear más problemas, y solicitan la intervención de las autoridades gubernamentales.


Herramientas

Relacionadas

Tags

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.