Decisión Libre 2015

Remezón político baja participación electoral

Única alternativa para recuperar fe en el sistema político es aprobar reforma, coinciden analistas que participaron en el programa Decisión Libre, de este matutino.

Por Manuel Hernández y Carlos Álvarez

La disminución en la inscripción de candidatos a elección popular por parte de los partidos políticos en el proceso electoral del 6 septiembre próximo es analizada por los politólogos Stephanie López, del Instituto Centroamericano de Estudios Políticos (Incep), y José Dávila, en el programa Decisión Libre.

¿Por qué habría disminuido la participación en puestos de elección popular?

Dávila: Hay que partir del gran remezón que está pasando la política en Guatemala a raíz de un Tribunal Supremo Electoral que actuó con energía, castigando la precampaña, investigaciones de corrupción en el Ejecutivo y Legislativo, y que lamentablemente los partidos políticos no han respondido como debe ser. También que los finiquitos tomaron una línea de energía. Es posible que esto haya incidido en el ánimo de la élite de los partidos, o que los mismos aspirantes se hayan puesto en reserva, esperando que bajara la coyuntura.

¿La firmeza del TSE pudo influir para que se inscribieran menos candidatos?

López: En los últimos meses se ha venido evidenciando una institución independiente de las decisiones políticas, las que han respondido a una entidad que estaba débil y ahora ha tomado distancia de los favores políticos. Tenemos un nuevo actor político incursionando en este tablero, y es la Cicig, que destapa una serie de actos de corrupción que a su vez produce una serie de manifestaciones ciudadanas donde las demandas van dirigidas a ese sistema electoral débil.

¿El hecho de que no haya partidos fuertes también influyó para que no se postularan más personas?

Dávila: Eso es parte de la profundidad del problema. Mi punto de vista es que la clase política no ha comprendido la profundidad del problema. Los partidos han perdido la conectividad entre los ciudadanos y el Estado y en sus programas de gobierno, y se llega a una elección ensombrecida por los escándalos de corrupción y se da un debilitamiento de los partidos, donde ellos deben responder al reclamo ciudadano.

El desinterés creció. ¿Cómo se refleja este punto en los votantes?

López: Se ha visto que hay un descontento muy grande sobre la clase política en general, en un rechazo al proceso electoral y, por ende, a los partidos y los candidatos que se están postulando, y esto hay que comprenderlo en otro contexto. Y las manifestaciones de rechazo se están dando en las áreas urbanas y cabeceras departamentales y en la provincia.

El rechazo no ha sido tan explícito. Creo que podría darse lo que pasó en México, donde hubo llamado al voto nulo; sin embargo, este no fue tan significativo.

¿Cómo se podría calificar este proceso electoral en comparación con los anteriores?

Dávila: Creo que las anteriores elecciones no han sido perfectas, pero han llenado los estándares internacionales.

Sinceramente puedo decir que este proceso lo veo muy ensombrecido, porque se está dando en una crisis política grave, una crisis de coyuntura, que podríamos decir que es de Estado, y podrían estas elecciones no dar el aporte al avance a la transición democrática de Guatemala.