Revista D

El lado más oscuro de Isaac

A Most Violent Year, lo nuevo del galán nacional.

<p>Óscar Isaac, actor guatemalteco. (Foto Prensa Libre: Archivo)</p>
Óscar Isaac, actor guatemalteco. (Foto Prensa Libre: Archivo)

El actor guatemalteco Óscar Isaac vuelve a la pantalla grande, esta vez con la cinta A Most Violent Year del realizador J.C. Chandor que se sitúa en la Nueva York de 1981, justo antes de que llegaran los años de regeneración a la Gran Manzana.

La historia gira en torno a Abel Morales, un inmigrante interpretado por Isaac, que trata de mantener a flote su negocio en un momento de corrupción, matanzas e índices de criminalidad en cifras récord. Morales está casado con la hija de un mafioso a quien da vida Jessica Chastain.

El resto del reparto lo completan la colombiana Catalina Sandino, nominada a un Óscar como mejor actriz por María llena eres de gracia, Alessandro Nivola en el papel del principal competidor de Morales en su negocio y David Oyelowo, uno de los actores en boga estos días en Hollywood gracias a su nominación a un Globo de Oro por Selma.

El filme tiene un tono marcadamente denso y a veces decadente, propio de la época; una cinta de tintes dramáticos que en ocasiones recuerda al cine de Martin Scorsese e incluso de Sidney Lumet. También es una oportunidad para los dos protagonistas de lucirse en un largometraje con opciones de hacer ruido durante la temporada de premios.

A Most Violent Year es, además, una nueva demostración de la omnipresencia y el fabuloso estado de forma de la carrera de Chastain, que ya estuvo nominada a un premio de la Academia en el 2012 por The Help, repitió el 2013 como protagonista de Zero Dark Thirty, y con este trabajo podría volver a optar a estatuilla en la categoría de mejor secundaria.

Chastain también cuenta con el apoyo de los poderosos hermanos Weinstein para colarse entre las candidatas a mejor actriz por su trabajo en The Disappearance of Eleanor Rigby, un ambicioso proyecto del guionista Ned Benson, que se estrenó como director con las tres versiones que componen esta peculiar trilogía.

Después está Isaac, que el año pasado deslumbró con su papel en Inside Llewyn Davis, considerada por muchos como la mejor película de los hermanos Coen. Su trabajo le abrió las puertas de otros proyectos importantes, como este a las órdenes de Chandor o la próxima entrega de Star Wars.

Según Isaac, su personaje en A Most Violent Year encaja con algunos de sus anteriores trabajos por la esencia neoyorquina que representan. El propio actor ha vivido durante 13 años en la Gran Manzana y por eso asegura identificarse con la historia.

Aun así, el hispano de 35 años dice que no ha seguido un proceso específico para hacer uno u otro personaje. “No hay criterio para buscar papeles. Es como enamorarse, es difícil explicarlo. Pero cuando uno te engancha, te engancha”, contó a la web “Indie Wire” tratando de razonar su buena racha actual.

Por eso dijo que sí cuando supo que Javier Bardem, la primera elección del director, abandonaba el proyecto. Y parece que acertó, pues la película marca un nuevo salto cualitativo en su carrera.

DP