Revista D

Campañas que promueven el empoderamiento de la mujer

Con el índice apuntando hacia el cielo, al ritmo de la canción Rompe las cadenas, la campaña “Un billón de pie” ha logrado poner a bailar en espacios públicos a 6.8 millones de latinoamericanos durante los últimos tres años.

Por Ana Lucía González

Archivado en:

De Día Feminismo Género La Mujer
“Por la vida de las mujeres, ni una muerta más”, es una campaña latinoamericana ha logrado incluir en la agenda pública la violencia de género.
“Por la vida de las mujeres, ni una muerta más”, es una campaña latinoamericana ha logrado incluir en la agenda pública la violencia de género.

Esta no es la única iniciativa que busca reivindicar los derechos de las mujeres, cuyo Día Internacional se conmemora hoy, en el marco de la campaña “Empoderando a las mujeres, empoderando a la humanidad”, que lanzó la Organización de las Naciones Unidas (Onu), en el 20 aniversario de Beijing+20.

Los esfuerzos para sensibilizar sobre esta realidad han sido abundantes desde los ámbitos institucionales, movimientos sociales y, en algunos casos, comerciales.

Por ejemplo, “Un billón de pie” ha permitido que miles de personas se unan para celebrar la vida y erradicar la violencia contra las mujeres y niñas en el mundo, asevera Marsha Pamela López, coordinadora nacional de la actividad.

“Esta nació hace tres años como parte del movimiento social V Day, de la dramaturga estadounidense Eve Ensler”, informa López.

Hoy se cuenta con una oportunidad más para bailar y sensibilizar sobre los derechos femeninos. En Guatemala, como excepción, la cita será mañana a las 8 horas en la Plaza de los Derechos Humanos del Organismo Judicial.

Esfuerzo latino

La campaña “Por la vida de las mujeres, ni una muerta más”, también ha conseguido marcar tendencia, refiere Giovana Lemus del Grupo Guatemalteco de Mujeres (GGM).

El proyecto surgió en el 2000 como un esfuerzo latinoamericano, y continúa vigente en cada país con algunas variantes. En Guatemala contribuyó para que se aprobara la Ley contra el Femicidio, en el 2008.

En Argentina, la fundación El Otro ilustra la realidad de este país en cuanto a la violencia de género y aporta datos mundiales entre los cuales sobresalen que “una de cada tres mujeres sufrirá violencia en el transcurso de su vida”.

De alto impacto, y con más de 7.8 millones de visitas, fue la campaña argentina sobre la violencia durante la etapa del noviazgo, en la que se advierte que tres de cada 10 mujeres sufre violencia durante ese periodo, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (Oms).

En África, la organización Manos Unidas, de la iglesia católica española, promueve campañas enfocadas a concienciar sobre la lucha contra el hambre y tomar iniciativas que favorezcan a los débiles, “en especial las mujeres, transmisoras de valores”, con el afán de igualar su participación en el campo laboral, educativo y de acceso a la salud.

Sexismo

La mayoría de anuncios publicitarios aún dan muestras de que el sexismo persiste. En el 2007, la Universidad de Sevilla, España, encontró que el 65 por ciento de la publicidad de dicho país tenia un tratamiento sexista.

Un anuncio de los años de 1970 ilustra el tema. La marca “Cogñac Soberano”, narraba cómo una mujer encontró la forma de evitar el maltrato diario de parte de su esposo al recibirlo con una copa de licor al regresar del trabajo.

“En el mundo publicitario continúan los estereotipos de hombres y mujeres, poniéndolas a ellas como objetos de deseo o amas de casa y a los hombres como controladores y machos dominantes”, refiere el trabajo de la estudiante Cristina Asur (2009) del Instituto Selgas de España.

“Es la publicidad que siempre va a existir porque es la que vende. Mientras hayan agencias que la produzcan y clientes que la pidan continuará”, afirma la publicista guatemalteca Andrea Aragón de la agencia Laotramitá.

Aún desiguales

Una oportunidad para reflexionar sobre los avances, pero también los rezagos de genero se pueden determinar al leer las cifras mundiales del informe Onu Mujeres. 

  • En liderazgo y participación política, solo el 22 por ciento de las parlamentarias son mujeres (diciembre 2014), lo que significa que la proporción de congresistas  ha aumentado lentamente  desde 1995, cuando se situaba en 11.3 por ciento.
  • La participación de las mujeres en el mercado laboral en el mundo es desigual. En el 2013, la relación de hombres y población con acceso a empleo fue de 72 por ciento, mientras que para las mujeres de  47 por ciento.
  • En la mayoría de los países, las mujeres, en promedio,  ganan  entre el 60 y el 75 por ciento del salario de los hombres.
  • Diversos estudios   muestran que hasta un 70 por ciento de las mujeres en el mundo sufren violencia física y/o sexual a lo largo de su vida, a manos de su  pareja.
  • En el mundo se estima que, prácticamente, en la mitad de los casos de las asesinadas en el 2012, el autor  fue un familiar o un compañero sentimental.
  • En Guatemala, en el mes de enero del 2015 se registraron 69 muertes de mujeres en forma violenta —2 diarias—, según datos del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif).
  • En el acceso a la propiedad, solo el 9 por ciento de la titularidad de la tierra en los países en situación de conflicto o posterior a un conflicto, está en manos de mujeres. En otros países el 19 por ciento.
  • En la prevalencia de VIH/sida, hay 16 millones de mujeres en el planeta que viven con el VIH, lo que representa el 50 por ciento de todas las personas adultas contagiadas por el virus.

Larga trayectoria

  • La conciencia  sobre los derechos de la mujer suma ya una larga trayectoria, desde que  nació esta conmemoración  en Manhattan, Nueva York, en 1857, por una huelga de obreras textiles.
  • Este año, Beijing+20 de las   Naciones Unidas lanzó la campaña   “Empoderando a las mujeres, empoderando a la humanidad”. Consiste en una hoja de ruta histórica firmada por 189 gobiernos hace 20 años.
  • “En sociedades  como la guatemalteca con características de exclusión y violencia, el empoderamiento busca que la mujer sea sujeta de derechos en cualquier decisión,  sea en el ámbito público como el privado”,  afirma Giovana Lemus, coordinadora ejecutiva de Grupo Guatemalteco de Mujeres (GGM).