Revista D

De viaje con Juego de Tronos

Las intrigas y conspiraciones de Juego de Tronos han cautivado a cientos de personas que  viajan desde diversas partes del mundo a Irlanda del Norte para pisar las tierras donde cobran vida los personajes de las casas Stark, Greyjoy y Baratheon.

Por Irene de León

Castillos legendarios y bosques encantados , Juego de Tronos se ha convertido en parte de la historia épica de Irlanda del Norte.
Castillos legendarios y bosques encantados , Juego de Tronos se ha convertido en parte de la historia épica de Irlanda del Norte.

Aproximadamente, el 80 por ciento de la serie se filma en ese país, elegido porque, además de ser una inspiración para el George R. R. Martin, autor de la saga, cuenta con una gran variedad de locaciones que pueden recorrerse en un día, lo cual ayuda a la productora a ahorrar gastos.

Game  of Thrones Tours en su página web pone a disposición varios recorridos de unas 10 horas, saliendo de Belfast, Derry o Dublín, para visitar los  escenarios de Winterfell y las Islas de Hierro.

Estos recorridos son guiados por extras del programa que relatan su experiencia, ofrecen datos curiosos de las filmaciones y cuentan un poco de la historia del país.  También discuten sus teorías y expectativas con los visitantes.

Todos coinciden en que para poder actuar en la serie se deben cumplir los siguientes requisitos: tener el caballo y la barba frondosos y amar Juego de Tronos.

Irlanda del Norte es conocida como la Casa de Tronos, gracias a la multitud de importantes enclaves históricos que se han utilizado, como Dark Hedges y las cuevas de Cushendun en el Condado de Antrim o las montañas de Mourne en el Condado de Down, recreando algunos de los mejores momentos de la serie.
Irlanda del Norte es conocida como la Casa de Tronos, gracias a la multitud de importantes enclaves históricos que se han utilizado, como Dark Hedges y las cuevas de Cushendun en el Condado de Antrim o las montañas de Mourne en el Condado de Down, recreando algunos de los mejores momentos de la serie.

Paseo 

Quienes tengan la  oportunidad de hacer el periplo junto a  Robbie, seguro escucharán su relato de  cómo murió siete veces durante un episodio.  Pero Andrew le le contará cómo ha sobrevivido a diversas batallas a lo largo de las siete temporadas.

Los Dark Hedges, en el condado de Antrim, son probablemente el escenario más reconocido, y uno de los más fascinantes, de las localizaciones de Juego de Tronos en Irlanda del Norte. Este tramo de la Bregagh Road coronado por hayas centenarias se transformó en el el camino del rey.
Los Dark Hedges, en el condado de Antrim, son probablemente el escenario más reconocido, y uno de los más fascinantes, de las localizaciones de Juego de Tronos en Irlanda del Norte. Este tramo de la Bregagh Road coronado por hayas centenarias se transformó en el el camino del rey.

¿Qué esperar?

Si elige recorrer las Islas de Hierro pisará las tierras donde estuvo  el campamento de

Renly Baratheon y la cueva en la que Melisandre parió al demonio que lo asesinó.

También atravesará el famoso Cross Carrick, un puente de cuerda de unos 30 metros de alto, para pasear sobre uno de los acantilado que se observan en varias escenas el programa.

Hará, asimismo, una parada por el puerto Ballintoy, adaptado en la serie para parecer una de las Islas de Hierro, donde Theon Greyjoy fue bautizado para reafirmar su fe al dios Ahogado.

Visitará la Calzada de los Gigantes, que no tiene nada que ver con Juego de Tronos pero fue declarado Patrimonio de la Humanidad y es una maravilla natural con al menos 60 millones de años.

La aventura concluirá en la avenida Dark Hedges, donde se grabó el escape de Arya Stark y Gendry Baratheon de King’s Landing. La escena duró 12 segundos, pero la filmación dos semanas, debido a que tuvieron que cubrir el camino con tierra y luego dejarlo como lo encontraron.

Los fanáticos, realmente, viven la experiencia como si fueran parte del elenco.
Los fanáticos, realmente, viven la experiencia como si fueran parte del elenco.

Los Stark

Si elige visitar Winterfell el recorrido comenzará en Castle Ward, donde se registró el primer episodio de la serie  y cobró vida a la residencia de los Stark.  En las siguientes temporadas se cambió la locación para que diera la impresión de que el lugar había sido destruido por las batallas.

Otras ocho locaciones están cerca, entre ellas las torres de Walder Frey, Riverland y el campamento del ejército de Robb Stark.

Si está de suerte conocerá a los perros que interpretaron a los lobos de Robb, Greywind, y al de Bran, Summer. Los verdaderos dueños también participaron como extras.

Luego será conducido a la abadía de Inch, una edificación del siglo XII  en ruinas, donde Robb fue declarado rey del Norte. 

El recorrido termina en el bosque Tollymore, donde debe tener cuidado de no toparse con algún “caminante blanco”, ya que aquí se han filmado varias de sus escenas. También es el lugar donde hallaron a los cachorros de lobo húngaro que distinguen a los Stark.

Cada tour tiene un costo de £40 (aproximadamente US$52) y se camina entre dos y tres kilómetros.

El personaje

Durante el paseo podrá transformarse en un “hombre del hierro” o un “señor de Winterfell”, ya que le prestarán los atuendos, espadas, escudos, banderas y hachas para recrear las batallas.

Algunos de los viajeros se toman muy en serio su papel. Francis, uno de los guías, comenta que cierta ocasión una de las personas en su grupo pidió que lo bautizaran en las Islas de Hierro, a lo cual se negó por motivos de seguridad. Las únicas reglas que se deben seguir cuando se llega a esta parte del viaje  es no apuñalar a nadie y no golpear las armas, ya que entre ellas hay réplicas de las emblemáticas espadas Hielo, Aguja, Garra y Guarda Promesas.

Economía local

La filmación de la serie atrajo a Irlanda del Norte interés de otras productoras, tal es el caso de la nueva película de Transformes y Star Wars. También incrementó el consumo en locales, hospedajes y restaurantes.

The Cuan, uno de los restaurantes en donde se pasa a comer cuando se hace el recorrido a Winterfell, creó su propia cerveza a la que bautizó Hodor, en honor al personaje que sacrificó su vida para salvar a Bran Stark.

Aquí se rodó la inolvidable escena en la que Melissandre da a luz a aquella extraña sombra mientras Davos lo contempla todo estupefacto.
Aquí se rodó la inolvidable escena en la que Melissandre da a luz a aquella extraña sombra mientras Davos lo contempla todo estupefacto.