Revista D

El portal de los comerciantes

El  Portal del Comercio, de líneas neoclásicas, sustituyó hace 92 años al original, de arcadas coloniales.

Por José Luis Escobar

El edificio está próximo a arribar al centenario de su construcción. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano).
El edificio está próximo a arribar al centenario de su construcción. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano).

Es uno de los inmuebles más emblemáticos del Centro Histórico de la ciudad de Guatemala, al sur de la Plaza Mayor. Se ubica sobre la 8ª calle, entre la 7ª y 6ª avenidas de la zona 1. A la octava, entre 7ª y 11ª avenidas, se le conoció como “calle de mercaderes”.

Su largo pasillo tiene dos puntos de acceso que conducen al peatón hacia la 9ª calle. Uno  es a través del Pasaje Aycinena; hoy su puerta está cerrada, y el otro, aún habilitado, es el Pasaje Rubio, con sus característicos puestos de venta de lotería, joyerías y el bar El Portal.

El inmueble, de líneas neoclásicas, se levantó sobre uno cuyas arcadas estaban más apegadas al estilo colonial. Los terremotos de 1917 y 1918 lo dañaron,  y en 1924 comenzó su reconstrucción, con el estilo que en la actualidad lo caracteriza.

Construcción

Aunque es solo una pieza arquitectónica, fue construido por personas y capitales diferentes. La manzana que ocupa  perteneció a dos propietarios; una mitad fue de la familia Aycinena, y la otra, de La Corona. Esta última, al construir sedes destinadas a la función pública, como la Real Aduana, incluyó un portal en la fachada norte de su inmueble.

En la traza original de la ciudad (plano de 1777) se proyectó también en la manzana sur, la  Real Administración de Correos y de la Real Dirección del Tabaco, finalmente solo se erigió la Aduana.

La mayor parte de la manzana,  hacia el oriente, la ocupó la casa particular del marqués Juan Fermín Aycinena e Irigoyen, cuya  construcción comenzó en 1781 y culminó en 1788. Para no romper con el estilo de los edificios que rodeaban a la Plaza Mayor, Aycinena se comprometió a seguir el diseño del portal concebido para la Administración de Tabacos.

La decisión favoreció al marqués, pues destinó una sección a  locales para  sus intereses económicos y arrendó otros. La parte al sur de la Plaza Mayor fue bautizada  como El Portal del Comercio, al iniciarse precisamente en su pasillo la función comercial, la cual  persiste. Hoy hay una pizzería, joyerías, ventas de tela, zapaterías y almacenes de ropa.

Posteriormente, Aycinena destinó la huerta poniente de su propiedad para el Pasaje Aycinena (1891-1894).

En la época de Francisco Morazán (1827-1838) el terreno  que había sido de La Corona, fue rematado y adquirido por la familia Asturias, por herencia pasó a otra de apellido Rubio y, luego  a la familia Biguria, aunque en la actualidad no son los únicos  dueños.

Comerciante

Juan Fermín de Aycinena e Irigoyen nació en Navarra, España, en 1729. Llegó a Guatemala en 1753. Obtuvo el título de marqués en 1783. Jugó un papel importante en el traslado de la capital al Valle de la Ermita. Por ello, al trazarse la nueva urbe fue recompensado, otorgándosele una propiedad de media manzana en un sitio privilegiado, al sur de la plaza principal, donde estableció su residencia y comercios. En el lado norte de su terreno se construyó El Portal del Comercio.

  • 21. El número de los locales comerciales.
  • 4. Los vértices en su fachada.
  • 19 . Lámparas iluminan su largo pasillo.
  • 13. Gradas hay en el ingreso de la séptima avenida.
  • 74. Columnas tiene su estructura
  • 1924. Fecha en la que comenzó la construcción del nuevo portal.

Fuentes: Los vascos en el comercio del Reino de Guatemala al final del período colonial, de Jorge Luján Muñoz.  Ciudad de Guatemala: factores determinantes en su desarrollo urbano (1715 hasta a la actualidad), de Gisela Gellert. Nueva Guatemala de la Asunción, génesis y desarrollo, de Frieda Morales Barco. Aníbal Chajón, historiador y Miguel Álvarez, cronista