Revista D

Incidentes de alarma ocurridos en plena procesión

Estos hechos fueron motivo de preocupación para cargadores y feligreses. ¿Los recuerda?

Por José Luis Escobar

Foto Hemeroteca PL
Foto Hemeroteca PL

La lluvia y el fuego son las principales causas de los siguientes relatos que, en su momento, despertaron la preocupación de los católicos. Afortunadamente, todo quedó en susto.

1962

Jesús Sepultado de la Escuela de Cristo, de Antigua Guatemala, no pudo completar su recorrido el Viernes Santo debido a las torrenciales lluvias que comenzaron cuando el anda iba por la Calle de Los Pasos, al llegar a San Francisco se tuvo que resguardar en unas galeras  porque la  iglesia estaba en restauración. El Santo Entierro volvió a su templo y salió de nuevo al día siguiente, por la mañana. Cerca de las 10 horas iba frente al atrio de San José Catedral cuando llovió otra vez y fue necesario proteger la imagen en La Merced, al cesar la precipitación finalmente llegó a su recinto cerca de las 15 horas. Ese año egresó a las 16 horas el anda de  la Soledad en su recorrido habitual, sin contratiempos.

1991

El Cuarto Domingo de Cuaresma el Nazareno del templo de Santa Ana, de Antigua Guatemala, fue ingresado a La Merced para reajustar su cruz, que comenzó a tambalearse después de pasar por San Francisco. Es la razón por la cual esta procesión hace desde 1992 un rezado frente a la iglesia mercedaria.

1992

El Domingo de Ramos se incendió la parte trasera del anda de Jesús de los Milagros, del templo San José. La procesión estaba por llegar al Parque Colón, en la esquina de la 11 avenida y 9ª. calle de la zona 1.

El fuego casi rodeó la imagen. Los cargadores, y en especial la cuadrilla de romanos, reaccionaron pronto y apagaron las llamas cuando estaban por tocar la cruz del Nazareno, la que quedó ahumada. El auxilio de los bomberos también fue vital.

El hecho ocurrió alrededor del mediodía y se originó cuando una de las liras subió unos cables eléctricos, ya que los adornos eran muy altos, lo que provocó chispas que cayeron sobre la alegoría en la que había nubes hechas con algodón. Ese año, debido a la coyuntura política, hubo rumores sobre que las imágenes religiosas serían quemadas en Semana Santa. De hecho, en la iglesia de Santa Clara hubo un incendio y durante la Huelga de Dolores se registró un atentado.

En 1980 el Nazareno se libró de otra quema, ocurrida en la iglesia. En aquella ocasión las llamas dañaron parcialmente su nuca.

1993

Un ornamento de algodón del anda de Cristo Rey, del templo de Candelaria, comenzó a incendiarse  a causa del recalentamiento de unos reflectores. El fuego se expandió y alcanzó una figura de látex. Las llamas fueron aplacadas a tiempo y todo quedó en un incidente menor que ocurrió cerca del Parque Colón.

1998

En el turno 69 de la procesión de Viernes Santo de Jesús de La Merced, designado para la 2ª calle entre  7ª y 8ª avenidas de la zona 1, se apagó un incendio que comenzó muy cerca de la imagen.

El fuego fue provocado por unas chispas que cayeron sobre la decoración de papel de china, originadas al hacer contacto con unos cables de alta tensión cuando estos se manipulaban con las liras. Las personas reaccionaron rápido, algunas se subieron al mueble procesional para aplacar las llamas, otras lanzaron agua, incluyendo bebidas gaseosas, por lo que los cargadores resultaron mojados. Después del incidente el recorrido siguió su marcha.

2001

Al paso del cortejo de Viernes Santo del templo dominico por la Plaza Mayor hubo unos disparos cerca del Portal del Comercio que alarmaron a los espectadores, algunos corrieron provocando caos y confusión por unos minutos. El incidente no pasó a más. 

2003

El recorrido de Jesús del Consuelo de la Recolección fue inusual, pues el orden de los turnos se interrumpió debido a una fuerte lluvia. Solo la cabeza de la imagen se pudo proteger con una bolsa plástica pero para evitar que se dañara se acortó el itinerario. Después de pasar por la iglesia de Santa Teresa (4ª. calle entre 8ª. y 9ª. avenidas), enfiló hacia su templo (3ª. calle y 3ª. avenida), sin pasar por el parque central.

El Viernes Santo del 2012 llovió intensamente en Antigua Guatemala. (Foto: Hugo Farfán).
El Viernes Santo del 2012 llovió intensamente en Antigua Guatemala. (Foto: Hugo Farfán).

2012

Llovió muy fuerte en Antigua Guatemala el Viernes Santo y algunas  calles se inundaron, la procesión de la iglesia de San Felipe acortó su recorrido luego de pasar por el Parque Central para volver a su templo.

2014

El 6 de marzo la procesión del Silencio de la iglesia  San José ingresó al templo de Candelaria y esperó a que menguara la lluvia. Luego, reanudó la marcha pero Jesús de Los Milagros entró a su santuario con un par de horas de retraso.

El mismo año, el Domingo de Ramos, los continuos movimientos para mantener uniforme el anda del Nazareno aflojaron su cruz y, por razones de seguridad, fue retirada después de pasar por la Catedral Metropolitana. Continuó así hasta que llegó a la iglesia de Santa Catalina, donde se detuvo el cortejo y se descendió la escultura para revisarla.

Luego de una larga espera le colocaron  otra cruz, la que luce en su camarín y es más liviana. Esa vez la procesión ingresó a su templo casi a las cuatro de la mañana. 

2016

Fueron sustituidas las andas del Señor Sepultado de Santo Domingo, las que venían usándose desde 1967 en Viernes Santo. Las nuevas cedieron en uno de los empalmes y se resquebrajó la estructura. El daño se incrementó durante el cortejo pero no se suspendió.

En un hecho aislado, cuando el recorrido llegó al Barrio Moderno, en la 10 avenida A de la zona 2, se tuvo que reajustar los cristales de la urna debido a que se habían desfasado.

Fuentes: Luis Alegría Castillo, 31 años participando como cargador en las procesiones; Hugo Farfán (28), Luis Méndez Salinas (18) y el libro Crónicas de Semana Santa, de Haroldo Rodas Estrada.