Revista D

Inmueble se despide de la zona 4

Una muestra efímera de arte contemporáneo se presenta en el inmueble que será demolido a finales de año.

Por José Luis Escobar

Construirán un edificio que tendrá seis sótanos, dos pisos de comercios, cuatro para oficinas y 10 para apartamentos. (Foto Prensa Libre: José Luis Escobar).
Construirán un edificio que tendrá seis sótanos, dos pisos de comercios, cuatro para oficinas y 10 para apartamentos. (Foto Prensa Libre: José Luis Escobar).

Un  nuevo proyecto inmobiliario cambiará el aspecto de la Ruta 4 y Vía 6. Esta cuadra de la zona 4 capitalina tendrá un edificio de uso mixto en el cual habrá locales comerciales, oficinas y apartamentos. Su construcción está en ciernes, se prevé concluirá en julio del 2018, pero ya se han hechos algunos preparativos en el área. El inmueble marcado con el 6-32 es uno de los  que desaparecerán. En sus ambientes ocurrieron, en la última década, varias actividades relacionadas con las propuestas de ocio y gastronómicas que ofrece el sector.

“No hay datos históricos de la propiedad. Fue una casa particular, la cual fue remodelada y utilizada para uso comercial en años recientes”, indica Carlos Labbe, de Sur Desarrollos, la inmobiliaria a cargo del proyecto.

En el lugar funcionaron un bar y restaurante, así como la sede de una revista que organizó en el inmueble varias actividades artísticas. También fue recinto para festivales, esto ocurrió al menos en dos ocasiones, cuando la casa fue una de las sedes del Festival GuatePhoto (2015), y en el 2014, de la Bienal de Artes Visuales del Istmo Centroamericano (Bavic).

Piso alfombra

No todo se perderá. Aparte de los recuerdos que guardarán los sibaritas y amantes del arte y de la cultura, quedará un vestigio arquitectónico: sus pisos.  Estos fueron fabricados de forma artesanal, “son de concreto líquido, con un diseño único. Esto es algo que ya no se ve en la actualidad y creemos que es un elemento decorativo que dará mucha identidad al proyecto”, agrega Labbe. Las piezas ya fueron removidas y preservadas, “el piso se piensa utilizar en las áreas sociales para que pueda ser apreciado por todos los usuarios”.

Conocidos como piso alfombra, estos son cotizados por sus elaborados y coloridos diseños. Varias casas del Centro Histórico conservan muestras de este tipo.

Quedan elementos decorativos de los comercios anteriores. (Foto Prensa Libre: José Luis Escobar).
Quedan elementos decorativos de los comercios anteriores. (Foto Prensa Libre: José Luis Escobar).


Vestigios

En la terraza y en un muro cerca de las gradas que conducen al segundo piso, aún es posible observar la decoración relacionada a locomotoras, que recuerdan el bar que hubo a comienzos de la década pasada, esto originó que al sitio se le llamara “La estación del ferrocarril”, “La estación del tren” o “Ferrocarril Central” cuando su nombre era “La estación Norte”, como aún figura en los registros de la guía de viajes The Lonely Planet al recomendar locales para la escena nocturna. Al cerrar este negocio, a la casa se le conoció como Espacio Solemne, en atención a la revista de tendencias urbanas que tuvo ahí su sede.

Fugaz

La casa 6-32 tendrá un último y efímero uso. Antes de ser demolida sus espacios serán intervenidos con propuestas contemporáneas. La galerista María José Escobar explica que Scoop Art, el proyecto en línea que regenta, estaba a la búsqueda de un inmueble próximo a ser transformado. “Esta casa reúne las condiciones ideales”, comenta. Junto con el artista Jorge de León, organiza una colectiva efímera que, entre otras propuestas, trabajará pintura, video y fotografía. La misma abrió el pasado jueves y culminará el sábado 19 de noviembre.

Los responsables de la intervención fueron: Helen Ascoli, Manuel Chavajay, Daniel Hernández Salazar, Carlos Pérez, Nora Pérez, Antonio Pichillá, Ángel Poyón, Fernando Poyón, Gabriel Rodríguez y Plinio Villagrán.