Revista D

La versátil pelirroja

Un buen inicio de año para Julianne Moore, la polifacética actriz con una carrera de más de 25 años.

Por Ana Lucía González

Tal como se había previsto, este año el codiciado Óscar en la categoría de mejor actriz fue para Julianne Moore por su papel en Siempre Alice, en el que encarna a una profesora enferma de alzhéimer.

La actriz ya había sido nominada en cuatro oportunidades. “No ha dejado de ser alabada por un papel complejo y difícil al que dota de una equilibrada vulnerabilidad y por el que se llevó todos los galardones, desde el Globo de Oro, el Sindicato de Actores, hasta el Bafta —Academia Británica—, cita la periodista Ástrid Meseguer del diario barcelonés La Vanguardia.

También fue premiada como mejor actriz en el Festival de Cannes por su reciente interpretación en Maps of the Stars (2014), del canadiense David Cronenberg. “Una comedia negra llena de sátira que cuenta la historia de la decadencia y la depravación en las que esta sumida la meca del cine”, de acuerdo al sitio sensacine.com

Amplia filmografía

Julie Anne Smith (1960), es la hija mayor del juez militar Peter Smith y de la psiquiatra y asistente social Anne Smith.

Debido a la profesión de su padre residió en numerosos estados norteamericanos y en diferentes países europeos y latinoamericanos, como Alemania, Panamá o Francia.

Estudió interpretación en la Universidad de Boston y tras graduarse se trasladó a Nueva York para dar inicio a su carrera de actriz.

Sus primeras incursiones fueron en la televisión en la década de 1980 con la serie As The World Turns, con la que ganó un premio Emmy.

Luego debutó en Broadway, pero sus comienzos en la gran pantalla fueron con la película de terror Slaughterhouse 2 en 1988, según la página Alohacriticón.com

Sin embargo, la fama le llegó de la mano del director Robert Altman, en 1993, con la película Vidas cruzadas, donde se le recuerda por una impactante escena en que apareció planchando desnuda de la cintura para abajo, relata Gerard A. Cassadó en Fotogramas.es

Luego, en 1997, destacó en la taquillera El mundo perdido: Jurassic Park de Steven Spielberg, donde debió mostrar sus dotes de atleta huyendo de los velocirraptores.

Ese mismo año, hace el rol de una prostituta en Boogie Nights de Paul Thomas Anderson, donde obtiene su primera candidatura al Óscar.

La segunda nominación viene con la película El fin del romance (1999) donde tuvo varias escenas sexuales al lado del inglés Ralph Fiennes.

Consagración

En el 2003, la actriz fue nominada dos veces, como protagonista en la película Lejos del cielo, del director Todd Haynes; y luego como mejor actriz de reparto en Las horas, de Stephen Daldry, marcada por varias escenas lésbicas.

“Nadie como Julianne es capaz de crear un personaje desde cero, logrando que no se parezca a ninguno de los que ha interpretado”, afirma Haynes.

La consagración finalmente llegó con Siempre Alice, rol por el cual será recordada.

“Un proyecto pequeño que sacamos adelante con poco dinero, dijo Moore. “Sentí una enorme felicidad. Entendí lo importante que es poder disfrutar de tu familia y agradecerle a la vida por cada nuevo día”, añadió.

Crítica

Para el crítico David Bernal, la actriz tiene muchas facetas y es probablemente una de las más transgresoras y valientes de la industria. De esa cuenta, su compromiso con el oficio la ha llevado a aceptar papeles y hacer cosas que otras no harían, desaconsejadas por sus agentes.

Está, la Julianne Moore más comercial (...), pero luego hay otra Moore dispuesta a romper tabúes en dramas de prestigio de corte más independiente que, a menudo, van acompañados de polémica”, comentó Bernal para Yahoo cine.

En cuanto a su vida sentimental, en 1983 se casó con Sundar Chakravarthy, de quien se divorció en 1985. Un año más tarde contrajo núpcias con el actor John Gould Rubin, de quien se separó en 1995. En 1997 coincidió con el director, guionista y productor Bart Freundling, con quien se casó en el 2003. Bart y Julianne tienen dos hijos: Cal (1997) y Liv Helen (2002).

Las 10 memorables

  • Vidas cruzadas,  de Robert Altman (1993).
  • El mundo  perdido: Jurassic Park, de Steven Spielberg (1997).
  • Boogie Nights,  de Paul Thomas Anderson (1997).
  • El Gran  Lebowski,  de Joel Coen (1998).
  • El fin  del romance, de  Neil Jordan (1999).
  • Hannibal, de   Ridley Scott (2001)
  • Lejos del  cielo,  Todd Haynes (2002).
  • Las horas,  de Stephen Daldry (2002).
  • Siempre Alice,  de Richard Glatzer y Wash  Westmoreland (2014).
  • Maps to   the stars,  de David Cronenberg (2014).