Revista D

Los perritos terapeutas

Perritos y sus dueños llevan alegría a hospitales y asilos.

Por Roberto Villalobos Viato

Voluntarios acuden con sus perros a los centros de salud para llevar energía positiva. Foto Prensa Libre: Cortesía Dog Therapy AAA.
Voluntarios acuden con sus perros a los centros de salud para llevar energía positiva. Foto Prensa Libre: Cortesía Dog Therapy AAA.

“¡Mira, mamá, ahí vienen los perritos!”, exclama un chiquillo de unos ocho años, quien reclinado sobre una cama de hospital se recupera. Desde ese momento deja de tener un semblante de tristeza y lo cambia por uno de alegría y emoción.

Esto es posible gracias a la labor de Dog Therapy AAA (Actividades Asistidas por Animales), que pertenece a la organización Mascotas terapeutas.

Este grupo de voluntarios y sus perritos visitan hospitales, asilos, hospicios y centros de educación especial y de rehabilitación de la capital, aunque su objetivo es llegar a todo el país. “Contribuimos a dar terapia física y emocional a decenas de personas”, dice Luisa Fabián, una de las colaboradoras de esta red que funciona desde finales del 2013.

Entre los lugares más frecuentados están los hospitales Roosevelt y San Juan de Dios.

La emoción por ver a los animalitos es perceptible en cada niño, adulto y anciano. Un cocker spaniel salta un aro. Le siguen los aplausos. En otra parte hay un labrador vestido de médico. A este, su dueño simula inyectarlo para  motivar a los niños a recibir sus vacunas.

En los corredores, los pacientes dan un paseo acompañados de una mascota. “Este tipo de terapias levantan el ánimo y brindan sensación de bienestar”, asegura Fabián.

Para pertenecer a este grupo es necesario llenar cuatro requisitos. El primero, estar dispuesto a donar tiempo. Segundo, asistir como mínimo al 80 por ciento de las capacitaciones que se brindan antes de acudir a los centros asistenciales.

Tercero, firmar una carta de compromiso y, por último, llenar un formulario y presentar una copia de las vacunas de la mascota. “Si alguien no tiene un perro, también puede ser parte de nosotros para apoyar en las distintas actividades”, aclara Fabián.

Asimismo, se puede colaborar mediante la donación de juguetes, crayones de madera y cera, borradores, papel para colorear, dulces o piñatas, pues todo esto es utilizado por los pacientes y ancianos que se visitan.

Para más información visitar la página web leonelinsky6.wix.com/dogtherapy o el usuario Dog Therapy AAA en Facebook.