Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

Prensa Libre

17/03/13 - 00:00 Revista D

La casa inteligente se abre paso

Amanece y la jornada en casa de los Rodríguez empieza. Las luces se encienden de manera tenue y la cafetera trabaja. En seguida las ventanas se abren automáticamente y los integrantes de esta familia se levantan.

Antes de salir a sus actividades, con un clic la señora Rodríguez programa la alarma y deja la calefacción en modo económico. Si se le olvidó apagar las luces del segundo piso o algún aparato eléctrico, no se preocupa, porque con un único interruptor apaga todo.

Se trata de una casa inteligente o robotizada, lo cual permite manejar las luces, la calefacción, hacer videoconferencias, subir y bajar las persianas… a través del control de la televisión o por el teléfono móvil, desde cualquier parte.

Esta llamada “casa del futuro” en realidad es una “casa domótica”, que básicamente es un sistema que integra diferentes tecnologías dentro del hogar, mediante el uso simultáneo de la electricidad, la electrónica, la informática y las telecomunicaciones. En Guatemala a ya empieza a emplearse.

Este sistema toma en cuenta cinco áreas: ahorro energético, comodidad, seguridad, comunicaciones y accesibilidad. Además, facilita la vida de las personas con discapacidad.

Juan Carlos Burmester, ingeniero en Electrónica, explica que todo sistema de domótica parte de tres componentes: sensores, que perciben el ambiente por temperatura y convierten en una señal eléctrica que recibe un controlador, el cual toma decisiones con base a esa información, y por último el actuador, que traduce esta decisión y la manifiesta en una acción física.

¿Qué se necesita?

Para hacer realidad una casa domótica se necesita fibra óptica, una computadora o un dispositivo compatible con internet —teléfonos, tabletas—, así como un sistema que se pueda instalar en cualquier vivienda.

El problema, al menos en países como el nuestro es la estructura e instalación en casas antiguas, cuyas conexiones y comunicaciones son difíciles de adaptar a los tiempos modernos y el ancho de banda.

Si no es el caso, la automatización no presenta más problema que la instalación de sensores y el cableado subsiguiente. El resto es un software de fácil manejo que hace la vida mucho más sencilla.

En Guatemala existen al menos cinco empresas que se dedican a la automatización de inmuebles, lo que incluye viviendas, oficinas, colegios, universidades y locales comerciales.

“Con el simple toque de un mando a distancia puede controlar tareas como la iluminación, abrir y cerrar persianas, observar las cámaras de seguridad, activar el teatro en casa y más”, dice Manola Flores, coordinadora de mercadeo de Aktiva.

Estos procesos funcionan mediante un programa centralizado, o “cerebro”, llamado Savant Systems, explica, aunque existen otros programas. Flores aclara que la automatización debe integrar dos o más sistemas.

Una de las ventajas de mecanizar, por ejemplo, la iluminación, es el ahorro energético, pues al coordinar luz natural y artificial se economiza hasta el 60 por ciento.

La inversión para instalar esta tecnología puede oscilar entre los US$10 mil —aproximadamente Q78 mil— hasta lo que su bolsillo quiera. “El 80 por ciento de la demanda es residencial”, cuenta Flores, y el mercado aumenta, asegura. “La automatización ya no se limita a casas o edificios, puede ser en yates y aviones”, explica.

Por lo tanto, un simple móvil que hasta ahora solo utilizábamos para hablar, mandar SMS, y en el caso de los más avanzados, navegar por internet, se ha convertido en un artilugio con el que podemos controlar toda nuestra casa a distancia.

Aparatos inteligentes

La capacidad de controlar todos los aparatos a distancia es un privilegio en países como Estados Unidos y Corea del Sur, afirma Julio Osorio, experto en tecnología de LG para Centroamérica, una de las empresas a la vanguardia tecnológica.

“En países como el nuestro mucha de esta tecnología todavía no está disponible porque el acceso a banda ancha de internet es limitado”, explica.

Algunas compañías telefónicas ofrecen velocidades máximas en internet que van de 512 Kps hasta 10 Mbps, además de tecnología 4G, que permite una descarga más veloz en la red.

Los aparatos inteligentes funcionan con solo bajar ciertas aplicaciones. Indica que el mismo cliente lo puede instalar y configurar, pues lo único que se requiere es que cada aparato de la casa sea conectado vía WiFi a la red de internet.

“El concepto de smart home de LG se maneja desde hace más de seis años”, indica Osorio. Esto significa que los aparatos están conectados únicamente a la línea de un smartphone, que por supuesto tiene conexión a internet.

Con esta técnica cuentan, por ejemplo, con una refrigeradora que indica cuando algún producto está por caducar. Además, este se puede interconectar con el horno, que a la vez descargará una receta de la red e indicará qué ingredientes hay disponibles en casa. Este prototipo fue presentado en la reciente feria electrónica mundial en Las Vegas, Estados Unidos. El modelo comercial está por salir al mercado.

Aquí y ahora

Smart diagnosis (diagnóstico inteligente) es una función que está disponible en el país para refrigeradoras y lavadoras de LG. Consiste en acercar el smartphone a un sensor especial desde el cual envía un código al centro de llamadas de la compañía.

Se detecta el problema y el técnico llega de una vez con el repuesto, explica Osorio. “Puede detectar más de 80 errores por el código”.

Otra revolución es la aspiradora Hom-bot 2.0, que limpia sin que una persona esté detrás sosteniendo la manguera. Funciona como un robot, de acuerdo con las órdenes que reciba.

Se le puede programar tiempo y forma de aspirar. Tiene dos cámaras y siete sensores, para evitar que ruede por las gradas. El modelo disponible para los guatemaltecos es el de segunda generación.

En lavadoras, lo más novedoso es la línea Combo Rocky. Con capacidad para 20 kilos —44 libras—, no usa fajas ni poleas, por lo que evita el mantenimiento.

“Son tan sencillas que con solo encenderlas y dar inicio los sensores detectan el peso de la ropa, cantidad de detergente y agua. Con base en eso programa el tiempo de lavado”, indica Osorio.

Entretenimiento

La Feria Electrónica de Consumo (CES), que se celebró en Las Vegas, EE. UU., fue el escenario donde más de tres mil empresas mostraron las más recientes innovaciones tecnológicas.

En cuanto a los televisores dejan en el olvido el control remoto, pues van a responder a gestos, movimientos y voz —tecnología Voice Interaction—. También tienen cuatro veces la resolución de un HD.

Uno de estos es el Samsung ES9000 LED TV, el primero de la marca que cuenta con un procesador quad-core y tecnología Voice Interaction. Está disponible en tamaños de hasta 75 pulgadas. Tiene un perfil ultradelgado, un marco de un cuarto de pulgada de espesor.

Sony presentó en la feria el XPeria Z, un teléfono con pantalla táctil que no se arruina si se sumerge en el agua hasta por 30 minutos.

Pequeñas y baratas

Si bien es cierto la comodidad de automatizar una casa o contar con los electrodomésticos más modernos es un asunto de costos para una minoría, también hay esfuerzos para abaratar estos productos y hacerlos más accesibles.

Dos modelos electrónicos del tamaño de una tarjeta de crédito están causando revolución.

Uno de estos es Arduino, una plataforma de hardware libre con un microcontrolador. Cuesta US$25 —aproximadamente Q200— y tiene aplicaciones en robótica, control de motores DC, aplicaciones de diseño, según el sitio ABC Proyectos Electrónicos.

El otro dispositivo se conoce como Raspberry Pi. Es una computadora en una placa electrónica que incluye entradas para USB, cable, y como disco duro utiliza una tarjeta SD. Su costo es de US$35 —unos Q280—.

A este dispositivo se le conectan pantalla, teclado, mouse, internet y bocinas. “Puede hacer casi lo mismo que una computadora de escritorio”, explica Burmester, ingeniero electrónico de Burgath, una de las distribuidoras de este dispositivo en Guatemala.

Parte de la idea de los inventores de los aparatos inteligentes es facilitar el acceso a la tecnología y bajar costos, comenta. Tanto Arduino como Raspberry Pi pueden integrarse para procesos de automatización de viviendas, industrias y un sinfín de posibilidades.

Con ese propósito, Burmester promociona estos productos en colegios y universidades, a fin de ampliar el público y que la tecnología sea una posibilidad para las mayorías.

Según Adrián Catalán, desarrollador y catedrático de la Universidad Galileo, en parte la idea de estos dispositivos es que estén al alcance de los aficionados. Por ejemplo, sabe de una niña de 9 años que hizo un piano con papel aluminio y Arduino. “El aluminio cerraba un circuito”, afirma.

Otra novedad que demuestra que la tecnología se acerca cada vez más a la persona es el Lily Pad Arduino, una placa electrónica circular que se puede coser a la ropa y le genera luces y señales programadas.

Jóvenes generaciones

De acuerdo con Catalán, lo importante es que al consumir tecnología llega un punto en que podemos innovar más rápido y fácil. Sin embargo, resalta que no se debe perder de vista que los avances están al servicio de las personas y no al revés, que muchas se vuelvan dependientes de la tecnología.

Los riesgos existen, como el hecho de que nos quedemos sin batería y en esa etapa se trabaja, dice Catalán, aunque en algunos casos los fallos son inadmisibles.

Burmester considera que los riesgos son reales, pero los beneficios son mayores, como el ahorro, la comodidad y la facilidad de tareas, con lo que se justifica incorporarlas.

Al final el futuro se ve con optimismo. “Somos muy malos prediciendo el futuro, pero muy buenos inventándolo”, expresa Catalán.

Pero las familias que no se pueden dar los lujos que hoy los Rodríguez se dan, de tener una casa inteligente, no se tienen de por qué preocupar, ya que se espera que dentro de 10 o 15 años todos los habitantes del primer mundo estarán viviendo en hogares automatizados, debido a que el precio de esta tecnología irá descendiendo progresivamente.

POR ANA LUCíA GONZáLEZ / D REPORTAJE CENTRAL

Más noticias de Revista D

Herramientas

Tags

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.