Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

27/01/13 - 00:00 Revista D

Despertar, correr, vivir

El cuerpo humano es una máquina preparada para correr. Está en nuestra genética. Es un hecho. “La evolución no nos preparó para estar tumbados en el sillón de la sala ni para estar sentados ocho horas diarias frente a la computadora”, expresa, vía telefónica, el periodista argentino Alfredo Ves Losada, coautor del libro Por qué corremos (Debate, 2012).

POR ROBERTO VILLALOBOS VIATO D SALUD

Lo bueno es que ahora correr se ha convertido en una especie de moda. Una bastante particular, pues es barata, beneficiosa para la salud y hasta adictiva.

De esa cuenta, salen numerosas personas a trotar. Se les ve en las calles de nuestros barrios o colonias. Algunas avenidas, incluso, se cierran los fines de semana con tal de que la gente tenga un tiempo tranquilo para caminar. Para distraerse. Para hacer deporte. El proyecto municipal Pasos y Pedales es un ejemplo de ello.

Este fenómeno social, relativamente nuevo en Guatemala, tiene raíces en EE. UU., cuando en la década de 1980 resurgieron las carreras populares. Para el 2011, Nueva York organizó una media maratón que reunió a casi 40 mil personas. En ciertos lugares de aquel país, incluso, los cupos para participar se agotaron en tiempo récord. “La gente, ahora, paga por correr. Es un boom impresionante”, destaca Ves Losada. De hecho, en los últimos cinco años el fenómeno se ha extendido a lo largo de Latinoamérica, incluida Guatemala.

Los beneficios

El guatemalteco contemporáneo prefiere el sedentarismo. A esa conclusión llegó ProDatos, firma de investigación de mercados, cuyo estudio estadístico fue divulgado por Revista D a finales del 2011.

Según esos datos, solo la mitad de capitalinos practica ejercicio, y en el área rural la cantidad disminuye de manera significativa: 34 por ciento.

La actividad física, además, se concentra en el área urbana, sobre todo en personas con un nivel socioeconómico medio y medio alto. ¿La razón? “Esos sectores tienen acceso a más información”, asegura Manuel Galdámez, preparador físico. “En esos grupos hay más conciencia acerca de los problemas de salud que acarrea el no ejercitarse. Eso lo deberían saber todos, sin importar su estrato socioeconómico”.

Pese a la desidia generalizada, los guatemaltecos están volviendo la vista hacia el fenómeno del running —correr—. Cada vez son más. Eso es bueno, pues los beneficios para la salud son numerosos. “Mejora la frecuencia cardiovascular, se fortalecen y tonifican las piernas, se previenen enfermedades coronarias y ayuda a combatir el sobrepeso. Actúa, además, en nuestro bienestar mental”, afirma Daniel Villeda, experto en deporte. “Después de hacer ejercicio, debido a la segregación de endorfinas, quien lo practica se siente más contento y de mejor humor”.

Otras de sus bondades es que libera el estrés, ayuda a tener más energía, mejora los mecanismos de memoria y regula la función de vigilia y sueño.

“Detenerse es morir”, indica Ves Losada. “El cuerpo se acostumbra rápido al sedentarismo. Pero hay que levantarse. Correr. Vivir. Pero vivir bien, de forma saludable”.

Correr también tiene un fuerte impacto social. “En las actividades que se organizan, muchas personas se conocen, hablan, intercambian ideas. Se hacen amistades. Se reportan, algunas veces, hasta matrimonios”, relata Ves Losada. “Y eso que es un deporte individual!”, enfatiza.

¿Piensa salir a correr?

Eso está bien. “Pero no lo haga como un loco desaforado”, aconseja Ves Losada. Con él coincide Villeda: “Hay que empezar con rutas y tiempos cortos. No se debe exigir demasiado al cuerpo cuando no está acostumbrado a una actividad física”, comenta. “El esfuerzo y la carga deben ser progresivas”, afirma.

“Los primeros días son los más difíciles”, advierte Galdámez. Por esa razón, la práctica debe ser constante. Para Ves Losada, la “visualización es una técnica bastante útil. Esta consiste en imaginar que se sale a correr, hacer el recorrido mental y verse llegar a la meta, que puede ser lograr una mejor salud o percibirse con mejor aspecto”.

Es recomendable, además, no trazarse objetivos demasiado ambiciosos, ya que no cumplirlos puede conducir a la frustración y abandonar la práctica. Pero tampoco se deben poner metas muy sencillas, para no aburrirse. “Es lindo involucrarse en el running. Los que empiezan, por lo regular, querrán batir algún récord. Pero cuando superas esa etapa, en la que sos consciente de que no va a ser así, te vas a enfocar en ti mismo, en superar tus propias marcas. Eso genera motivación, autoestima. A partir de ese momento verás tu cuerpo de otra manera. Verás que tenías escondido un rendimiento físico impresionante”, asegura Ves Losada.

Seis consejos para un principiante

1. Calentamiento. Esto es vital. Debe hacerse para elevar la temperatura del cuerpo y, de esa forma, incrementar la flexibilidad de los músculos, ligamentos y tendones.

2. Tranquilidad. Al principio no hay que correr por mucho tiempo, ni demasiado rápido, ni por largas distancias. Las caminatas son ideales para empezar.

3. Zapatillas deportivas. Elija un par de tenis que se adapte a sus necesidades biomecánicas. Para esto, buscar asesoría de un especialista. 

4. Alimentación. Es necesario tener una dieta balanceada. Después de correr se aconseja comer alimentos con proteínas, para promover la reparación muscular.

5. Hidratación. Durante el recorrido, beber agua con cierta regularidad. Al terminar, tomar una bebida con electrolitos, para recuperar las sales minerales perdidas.

6. Continuidad. Hacer ejercicio tiene incontables beneficios para la salud. Al principio cuesta, pero hay que ser perseverante.

Furor

Hace millones de años, el ser humano empezó a correr para cazar. Luego, para competir. Pero al mismo tiempo se aficionó por el sedentarismo. Fue hasta hace poco que las carreras populares resurgieron en todo el mundo. Ahora es una moda que hace bien a la salud.

El libro Por qué corremos (editorial Debate, 2012) de los argentinos Martín de Ambrosio y Alfredo Ves Losada, brinda un análisis de ese fenómeno, es decir, de “las causas científicas del furor de las maratones”.


Más noticias de Revista D

Herramientas

Tags

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.