Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

03/02/13 - 00:00 Revista D

En peligro de extinción

“Pocas experiencias son tan impresionantes como oír el rugido de un león en la inmensa noche africana. Ese sonido que parece brotar de las entrañas mismas de la naturaleza y llenarlo todo, es la quinta esencia de África”, dice el periodista Jacinto Antón en un reportaje publicado en El País, de España.

POR ANA LUCíA GONZáLEZ D MUNDO

Advierte de la agonía en el cual se encuentra el animal: “La melena del gran depredador, símbolo regio por excelencia, es encarnación del poder, imagen de la fuerza, el león parece inmortal y eterno. Y sin embargo se encuentra en una situación de peligrosa vulnerabilidad, en el límite incluso de la extinción”.

Según un estudio de la Universidad de Duke, Estados Unidos, coordinado por el Dr. Phillip Henschel y publicado el mes último por la revista Biodiversity and Conservation, este felino ha perdido hasta el 75 por ciento de su hábitat natural.

Hace 50 años, casi cien mil leones vivían en el continente africano. En los últimos años, la población humana ha llegado a la sabana para afincarse y urbanizar. “Esto ha reducido el espacio de tierra que tienen los leones para vivir y lo ha fragmentado”, asegura el investigador de Duke.

Mediante el empleo de fotos vía satélite se determinó la cantidad de tierra disponible para los leones salvajes en donde exista un impacto mínimo del crecimiento humano. Se identificaron 67 zonas aisladas y se estimó que solo 15 de estas podían mantener una población mínima de 500 felinos.

Desde el último estudio del 2002, cinco países han perdido sus leones, solo nueve tienen al menos mil, mientras que Tanzania conserva más del 40 por ciento de esta especie en el continente.

Desprotegidos

La organización LionAid, del Reino Unido, dedicada al estudio y conservación de felinos, maneja estas cifras: de los 49 países del continente africano, en 25 ha desaparecido y en otros 10 se encuentra virtualmente extinto. En el centro y el oeste del continente esta situación es todavía más dramática, pues se calcula que quedan unos 645 ejemplares, mientras que en el sur y el este todavía existen cerca de 15 mil.

“Los leones en el oeste de África están especialmente desprotegidos”, dice Pieter Kat, biólogo y director de LionAid. Explica que esta parte de la región se caracteriza por el alto nivel de pobreza y falta de interés político en conservar la especie. Además, se trata de zonas que, debido a estas características, tienen un turismo muy poco desarrollado.

Hay una lista de motivos para esta caída, incluidas pérdida de hábitat, destrucción de las presas naturales, debido a la excavación para viviendas y al comercio de carnes de caza; conflictos humanos, de ganado, de predadores; impacto de enfermedades como la tuberculosis bovina, el virus de inmunodeficiencia felina y el moquillo; el tráfico ilegal de extractos de león y ejemplares vivos, hasta una excesiva caza deportiva.

Según esta organización, estos ejemplares podrían extinguirse dentro de cinco años, especialmente en las zonas más aisladas y pequeñas.

Otro fenómeno denunciado por los conservacionistas es que en Sudáfrica se ha dado la modalidad de criar leones exclusivamente para la caza.

“Se cazan con licencia 600 de ellos al año para trofeos, lo que causa un declive imparable en las manadas, organizadas según un esquema familiar. Cuando matas a uno, toda la manada se resiente”, indica el sudafricano Dereck Joubert.

Ícono africano

Grupos conservacionistas como Phantera.org y LionAid hacen esfuerzos científicos, financieros y estratégicos para detener esta rápida depredación, al igual que parejas como Dereck y Beverly Joubert, quienes llevan casi 30 años investigando el comportamiento de estos felinos para National Geographic y quienes promueven la iniciativa Big Cats.

“Bastaría con US$50 millones para salvar al gran ícono de África”, afirma Joubert. El proyecto exige que se prohíba cazar leones y tigres.

Salvar al león, destacan los Joubert, significa rescatar muchas otras especies, el ecosistema africano e incluso los parques naturales y a los propios africanos. “No olvidemos que el gran reclamo de los safaris fotográficos son los leones. Si dejara de haberlos, el turismo desaparecería. Nadie quiere ir a una reserva en África en la que no haya leones”.

Ya no hay en 25 naciones

EL ESTUDIO DE LionAid revela, por países, dónde todavía se encuentran ejemplares felinos, ya se extinguieron o solo quedan pequeñas poblaciones.


LOS PAÍSES EL LOS QUE ESTÁ EXTINTO SON:

 ARGELIA, Burundi, Costa de Marfil, Djibouti, Egipto, Guinea Ecuatorial, Eritrea, Gabón, Gambia, Ghana, Guinea Bissau, Lesotho, Liberia, Libia, Mauritania, Marruecos, Níger, Sudán del Norte, República del Congo, Sierra Leona, Swazilandia, Ruanda, Togo, Túnez y Sahara Occidental.


Más noticias de Revista D

Herramientas

Tags

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.