Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

27/01/13 - 00:00 Revista D

La importancia de la Antropología

En Guatemala es urgente estudiar Antropología porque permite la comprensión de las otras personas, enseña a respetar la diversidad y a partir de ello a comunicarnos en forma dialógica. Promueve la capacidad de escucha y la tolerancia de las diferencias.

POR WALDA BARRIOS* PUNTO FINAL

La Antropología es una ciencia bastante antigua; sin embargo, su desarrollo en Guatemala ha sido azaroso. Los primeros estudios están vinculados al indigenismo (1945) y al Seminario de Integración Social (1955).

Posteriormente, en 1974, cuando los estudiantes del Departamento de Historia de la Facultad de Humanidades toman la decisión de separarse de la Facultad y constituir la Escuela de Historia, se abre la carrera de Antropología en forma escolarizada. Actualmente esta profesión se imparte en la Universidad de San Carlos de Guatemala y en la Universidad del Valle de Guatemala.

En sus orígenes se vinculó al estudio de grupos étnicos y al trabajo de campo intensivo. Algunas personas la han considerado “hija del colonialismo”, porque fue en África, como parte del colonialismo inglés y francés que se desarrollaron los trabajos pioneros.

El principal campo de estudio de la Antropología han sido las culturas y sus manifestaciones materiales e inmateriales. A lo largo de su historia las distintas escuelas la han definido poniendo distintos énfasis.

Desafortunadamente el desarrollo de la Antropología en Guatemala ha sido bastante escaso. En primer lugar por las condiciones en que se imparte en la universidad pública. Y en la privada, si bien es de calidad y promueven las becas, forma a una población bastante reducida.

Tampoco se ha comprendido la importancia de esta disciplina en un país pluriétnico, pluricultural y plurilingüe, como es reconocida Guatemala a partir de la firma de los acuerdos de paz (1996). Estos fueron una oportunidad para el desarrollo de la antropología nacional, pero el carácter excluyente de la Escuela de Historia de la Universidad de San Carlos impidió que este momento fuera aprovechado.

No se puede desconocer el papel desempeñado por el Centro de Estudios Folklóricos de la Universidad de San Carlos, donde desde 1974 se ha promovido los estudios de cultura popular y desarrollado líneas de trabajo antropológico en etnomusicología, medicina popular tradicional, entre otras. Posteriormente, en 1992 en pleno conflicto armado, se fundó en la Usac el Instituto de Estudios Interétnicos (IDEI).

Además, otra coyuntura coadyuvante fue el escenario de la Conmemoración de los 500 años de la invasión-colonización española, que favoreció el debate y las reivindicaciones de los pueblos originarios.

El IDEI se plantea comprender la diversidad cultural del país y analizar las relaciones interétnicas como una contribución y aporte de la universidad pública. En forma modesta también han impulsado el desarrollo de la antropología guatemalteca.

La represión sobre la universidad pública, entre 1980 a la firma de la paz, cuando estudiantes, trabajadores administrativos y personal docente y de dirección fueron asesinados, representó un estancamiento en el posible desarrollo de la Antropología y en general de las Ciencias Sociales en el país.

Con estas reflexiones se busca repensar la Antropología, y de cara a la nueva era que recién inicia, se intenta que cumpla el papel al que está llamada y que se ha postergado.

*Walda Barrios,
socióloga, investigadora de Flacso.


Más noticias de Revista D

Herramientas

Tags

Multimedia

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.