Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

13/01/13 - 00:00 Revista D

De regreso a la época Presley

Estos tres alemanes, con sus largas patillas, cabello abombado y engominado, chumpas de cuero y zapatos de amarrar, parecen salidos de una película de Elvis Presley. Ellos son Sam (Sven Budja), Digger (Rüdiger Brans) y Basti (Sebastian Raetzel), integrantes de la banda The Baseballs.

POR ROBERTO VILLALOBOS VIATO D FARÁNDULA

¿Su distintivo? Tomar canciones pop del siglo XXI y transformarlas en rock and roll de la década de 1950. Es rockabilly en su estado más puro. Son virtuosos, ingeniosos.

Umbrella —original de Rihanna— los ha llevado a la cúspide. Ahora son reconocidos a escala mundial. Su talento para convertir hits actuales por oldies han seguido con Angel, de Robbie Williams; Crazy in Love, de Beyoncé; y The Look, de Roxette. Otros éxitos son Love in This Club, de Usher; Hot n’ Cold, de Katy Perry; I don’t Feel Like Dancing, de Scissors Sisters; o Let’s Get Loud, compuesta por Gloria Estefan para Jennifer López.

Con esas interpretaciones, The Baseballs ha convencido. Logra un excelente swing y unos arreglos vocales impecables.

El trío surgió apenas en el 2007. “El rock and roll nunca se fue; siempre estuvo aquí”, dice Sam en una entrevista reciente para el diario español El País. “Lo que intentamos es recordarle a la gente de qué trata esta música”, añade.

Su primer disco, Strike!, salió en el 2009. Desde entonces sus seguidores se han incrementado. Ahora, los aforos de sus conciertos reportan llenos, todos bailando al ritmo del swing. Exacto, mucho swing y más swing. Baile. Baile. Movimiento de caderas hasta el cansancio. Los fanáticos enloquecen. La histeria, asimismo, se hace presente, tal y como sucedía con Elvis.

Sus videoclips también son retro. En el de Umbrella, por ejemplo, producido en blanco y negro, hacen un trayecto en una vieja camioneta Volkswagen. Se les ve como unas estrellas de la época. Están rodeados de niñas y mujeres que se desmayan a su paso. Los fotógrafos se empujan para tener la mejor imagen. Luego viene la música. Lo interesante es que el sonido de fondo es como el raspado que hace un disco de vinil.

Hay gritos. Aumenta el volumen. Todo bastante rítmico. “You had my heart, and we'll never be worlds apart. Maybe in magazines, but you'll still be my star. Baby ‘cause in the dark, you can't see shiny cars, and that's when you need me there. With you I'll always share. Because... When the sun shine, we’ll shine together...”. Y todos al ritmo del swing.

“¡Hey! Esa canción la conozco. ¡Es Umbrella, de Rihanna! Esa es la sensación de quienes nos escuchan”, añade Sam.

En el 2011 sacaron su segundo disco, Strings ‘n’ Stripes. Todo un éxito.

Su música, al estilo retro, pero fresco, hasta ahora funciona muy bien.


Más noticias de Revista D

Herramientas

Tags

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.