Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

04/02/13 - 00:00 Salud

Remedio infalible: un buen romance

Alivia los dolores, aumenta la capacidad creativa, mejora la salud del corazón, reduce el estrés, protege de la demencia... No son los efectos de un medicamento milagroso sino de uno de los remedios naturales más accesibles y eficaces: el amor.

POR REDACCIóN BUENA VIDA

No requiere prescripción médica, ni tiene contraindicaciones y sus beneficios suelen superar largamente a sus perjuicios, por lo que siempre es aconsejable tenerlo a mano.

Evidencia

Las recientes investigaciones científicas confirman las múltiples virtudes de las relaciones amorosas estables.

El amor influye directamente en la salud del corazón, ya que reduce los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares y contribuye, de esta forma, a alargar la esperanza de vida, según la Fundación Española del Corazón (FEC).

De acuerdo con un informe de la FEC, “los vínculos con la pareja, amigos y familiares mejoran la presión arterial, lo que ayuda a reducir los niveles de ansiedad, estrés y depresión, conocidos como “factores psicológicos de riesgo” cardiovascular.

Según un estudio de la Federación World Heart (WHF, en inglés), las personas que siguen algún tratamiento para abordar cardiopatías y tienen un entorno feliz, mejoran entre dos y cuatro veces su capacidad para reponerse de la enfermedad.

Por el contrario, otra investigación del Instituto Karolinska de Estocolmo (Suecia) demostró que las mujeres con matrimonios estresantes tienen el triple de riesgo de sufrir un infarto que aquellas con una buena relación afectiva.

En cambio, estar casado o tener una pareja estable reduce la producción de cortisol, la “hormona del estrés”, según otro estudio dirigido por Dario Maestripieri, de la Universidad de Chicago (EE. UU.), quien cree que “el matrimonio parece hacer más fácil enfrentarse a las situaciones estresantes de la vida diaria”.

Equilibrio

Un equipo de investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford, California, ha comprobado que el amor intenso activa las mismas regiones del cerebro donde actúan los medicamentos destinados a calmar el dolor: el sistema de recompensa cerebral, que es el encargado de generar recompensas bioquímicas ante determinados estímulos que recibe la persona.

“En estos sistemas se genera dopamina, una hormona, y a la vez un neurotransmisor que influye en nuestra motivación”, explica el investigador médico Sean Mackey, quien dirigió el estudio.

Algunos de los beneficios comprobados

A continuación se incluyen resultados de  estudios que avalan las bondades de tener un buen amor.

Un informe efectuado por los psicólogos Jens Förster, Kai Epstude y Amina Özelsel, de la Universidad de Amsterdan (Holanda), ha demostrado que el amor  potencia la creatividad.

Otra de las positivas consecuencias del enamoramiento es que fortalece el sistema inmunológico, previniéndolo de enfermedades y al mismo tiempo se logra una mejor y pronta recuperación.

Tanto en la primera fase del enamoramiento, como en las parejas estables de larga duración, ese sentimiento tiene notables efectos para la salud, algunos tan sorprendentes como el embellecimiento de la piel, el cabello y las uñas, gracias al aumento de estrógenos, señala la psicóloga Anna Gil, del Hospital USP-San Jaime de Torrevieja, España

Gracias a las endorfinas que se liberan cuando se tienen sensaciones placenteras, se aumentan  el  bienestar en el cuerpo y  se soporta mejor el dolor  físico o psicológico.

Todos estos efectos y las conductas que desarrollan los enamorados son iguales en todas las partes del mundo.


Herramientas

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.