Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

05/06/12 - 00:00 Salud

Soluciones a la dislexia

Un equipo franco-italiano de científicos descubrió que los niños disléxicos leen mejor cuanto más separadas están las letras de una palabra y las palabras entre sí, según informó ayer el Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNRS) francés.

POR REDACCIÓN BUENA VIDA - SALUD

Los expertos, procedentes del CNRS y de las universidades de Aix-Marsella, Francia, y de Padua, Italia, comprobaron cómo infantes franceses e italianos de entre 8 y 14 años leían un texto compuesto por 24 frases en las que la distancia entre las letras variaba. Los profesionales constataron que el aumento del espacio entre las letras ayudaba a los niños a leer 20 por ciento más rápido y a cometer dos veces menos errores que con una distancia más pequeña.

Este hallazgo, según el CNRS, “abre una pista interesante en el campo de los métodos de reeducación de la dislexia”, que entorpece la lectura y desanima a los niños de leer con frecuencia, una actividad que es precisamente una de las claves para combatir el problema.

Un niño disléxico suele leer en un año el mismo número de palabras que un lector sin ningún tipo de problema lee en dos días, según el estudio, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

La dislexia, que afecta al 5 por ciento de la población, produce dificultades para identificar las letras, sílabas o palabras.

Este problema de lectura, que también obstaculiza la escritura, se manifiesta en cualquier tipo de personas, y no distingue género, clase social ni grado de escolaridad.


Herramientas

Multimedia

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.