Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

14/11/10 - 10:52 Salud

Tomar leche es bueno después de hacer ejercicios

Al final de casi todas sus sesiones de ejercicios, Matt Whitmore se bebe medio litro de leche directamente de la botella. 

“Yo lo hago religiosamente”, dice Whitmore, de 25 años, y entrenador en un gimnasio en Londres. Comenzó a beber leche luego de sus ejercicios hace unos 10 años, cuando no podía pagar por los caros suplementos ni los licuados de proteínas. “La leche me ayuda a recuperarme más rápidamente y me siento bien después”, dijo. “Y ahora, no soporto entrenar sin ella”.

Investigadores están dando respaldo científico a una opinión que Whitmore tiene por experiencia: que la leche pudiera ser tan buena o mejor que las bebidas deportivas para atletas que se recuperan de ejercicios. Los beneficios de la leche —que tiene carbohidratos, electrolitos, vitamina D y calcio— para la salud han sido establecidos desde hace tiempo. Pero para los atletas, la leche contiene también las dos proteínas mejores para reconstituir los músculos: caseína y proteína del lactosuero.

Los músculos quedan dañados después de una sesión fuerte de ejercicios, como correr, montar bicicleta, etc. La caseína y la proteína del lactosuero son precisamente lo que el cuerpo necesita para regenerar rápidamente el tejido muscular.

Glenys Jones, una nutricionista del Consejo de Investigaciones Médicas de Gran Bretaña, dijo que el contenido proteico de la leche la hace una bebida ideal para después de ejercicios. “La leche provee los ladrillos que uno necesita para construir nuevos músculos”, dijo Jones, que no tiene conexiones con la industria láctea.

Dijo que las bebidas deportivas mayormente reemplazan carbohidratos y electrolitos perdidos, y usualmente no tienen los nutrientes necesarios para que los músculos se regeneren.

Los expertos generalmente han discrepado sobre si la leche es mejor o no que las bebidas deportivas. La industria láctea ha estado deseosa de ingresar al lucrativo mercado, a menudo patrocinando investigaciones que algunos llaman parcializadas. Así que el debate continúa, pero la leche ha estado recibiendo mucha atención.

En un estudio publicado en la revista Applied Physiology, Nutrition and Metabolism en junio, científicos encontraron que personas que bebieron leche después de sus entrenamientos pudieron ejercitarse durante más tiempo la vez siguiente que las personas que consumieron bebidas deportivas o agua.

“Es la forma de los carbohidratos y los nutrientes en la leche lo que es más importante”, dijo Emma Cockburn, conferencista sobre entrenamientos deportivos en la Universidad de Northumbria en el nordeste de Inglaterra que encabezó el estudio, financiado en parte por la industria láctea.

Cockburn le aconsejó a atletas que beban leche inmediatamente después de una sesión. “El daño causado por los ejercicios lleva a una ruptura de las estructuras proteicas en los músculos, pero eso no pasa sino hasta de 24 a 48 horas después”, dijo. Si los atletas consumen leche inmediatamente después de un entrenamiento, entonces para cuando es digerida, los nutrientes de la lecha están listos para ser absorbidos por los músculos que ha sido dañados.

Beber leche además pudiera ayudar a los atletas a recuperarse más rápidamente si están ejercitándose o compitiendo varias veces en un día. Para las personas que no soportan la idea de beber leche sola, los expertos recomiendan añadir un poco de chocolate u otro sabor. En las Olimpiadas de Beijing, el seis veces medallista de oro en natación Michael Phelps regularmente consumió leche entre carreras.

Científicos en la Universidad de Loughborough han determinado que la leche de bajo contenido graso es mejor que las bebidas deportivas para reemplazar fluidos perdidos durante los ejercicios. Los científicos sospechan que pudiera haber dos razones para ello. No solamente la leche tiene muchos electrolitos, sino que sale del estómago más lentamente, lo que mantiene el cuerpo hidratado por más tiempo.

Aunque las vitaminas y proteínas presentes en la leche están también en leche de soya y suplementos dietéticos, expertos dicen que la leche tiene mejores proporciones de esos nutrientes.

La leche pudiera además ayudar a los atletas a eliminar grasa y ganar masa muscular. En un pequeño estudio canadiense, mujeres que bebieron leche después de levantar pesos ganaron un promedio de dos kilogramos  (4,4 libras) de músculo y perdieron la misma cantidad de tejido adiposo. Las mujeres que consumieron bebidas deportivas ganaron 2 libras de músculo, pero no perdieron tejido adiposo.

“Bien pudiera ser que algunos de los componentes de la leche —las proteínas, la vitamina D, el calcio— actúan de forma sinergística para promover la pérdida de grasas”, dijo Stuart Phillips, profesor de kinesiología en la Universidad McMaster, que encabezó el estudio. Phillips ha asesorado a la Asociación Olímpica Canadiense y la industria láctea pagó por parte de su estudio.

Pero algunos expertos dicen que beber leche después de ejercicios no es para todo el mundo. Catherine Collins, portavoz de la Asociación Dietética Británica, dijo que aunque la leche pudiera ser beneficiosa para atletas que queman miles de calorías diarias en sus intensos entrenamientos, los visitantes ocasionales al gimnasio que solamente buscan perder unas pocas libras hacen mejor en consumir bebidas deportivas o agua.

Y aquellos que promueven la leche como bebida para recuperarse dicen que no puede reemplazar completamente bebidas deportivas. Por ser más difícil de digerir, la gente solamente debe beber leche después de haber finalizado sus ejercicios, no durante. 

AP / Londres

Herramientas

Tags

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.