Los ojos deben ejercitarse

Debido a que solo se tienen dos ojos y son para toda la vida, hay que aprender a ejercitarlos. Para ello se deben practicar diferentes movimientos sencillos y útiles que facilitan el cuidado diario de la vista, en función de las necesidades de cada persona.

Por POR REDACCIÓN BUENA VIDA

pldpslpdlspld lpsdlspldpsllpdslpdslpsdlpdslp sdlpsdlpsdlpsdlpsdlñ
pldpslpdlspld lpsdlspldpsllpdslpdslpsdlpdslp sdlpsdlpsdlpsdlpsdlñ

“Aunque son cien veces más potentes de lo necesario, hay que ejercitarlos para mantenerlos sanos y en buena forma”, advierten expertos de la empresa Transitions Optical, que aconsejan hacer una serie de ejercicios para cuidar la vista y solo requieren dedicar unos minutos diariamente.

a toda hora

Al despertarse por la mañana, los especialistas recomiendan sentarse erguido en la cama, con la cabeza al frente. Hay que frotar las manos con energía hasta que se calienten y colocar las palmas ahuecadas sobre los ojos cerrados, y hacer un masaje suave sobre los ojos con movimientos circulares, al aplicar una leve presión con las palmas mientras se respira profundamente durante 15 a 30 segundos.

Los expertos en óptica sugieren practicar ejercicios oculares en el trabajo: sujetar un lápiz al frente, con el brazo extendido. Acercar lentamente el brazo a la nariz y seguir el lápiz con los ojos hasta que ya no se pueda enfocar. Hay que repetir esta práctica cinco veces y, al terminar, parpadear rápido varias veces, cerrar los ojos y relajarse.

Antes de dormir se sugiere colocar los dos dedos índices en la frente, encima de las cejas, donde se note una ligera hendidura, aplicar un masaje suave con ambas manos al realizar un movimiento circular durante 20 segundos. Después, deslizar las yemas de los dedos por la frente y seguir el contorno de las cuencas de los ojos.

TÉCNICA ÚTIL

“La gimnasia ocular fortalece los músculos y mantiene ágiles los ojos, su práctica metódica es de reeducación visual y permite mejorar la funcionalidad de los ojos y conserva la capacidad visual en buen estado”, afirma el médico español Miquel Magrau Bartis, que combina la medicina general con la tradicional oriental.

“Con una revista o un libro en la mano comenzar la lectura y mantenerlo lo más cerca posible de los ojos, luego alejarlo lentamente hasta tener el brazo estirado; volver a aproximar la página sin interrumpir la lectura, y así hasta 25 veces consecutivas”, explica el facultativo.

“Después hay que dejar el libro y colocar el dedo índice entre los ojos, lo más cerca posible de la cara, en posición vertical; alejarlo paulatinamente. Finalmente, volver a acercarlo, pero siempre lentamente, y repetir unas 25 veces”, recomienda Magrau Bartis.

En www.entrenatuvistasana.com se pueden encontrar otros ejercicios.