Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

Prensa Libre

16/01/12 - 00:00 San Marcos

Mina Marlin mantiene división entre vecinos

A casi siete años de funcionamiento de la mina Marlin en San Miguel Ixtahuacán, San Marcos, la población permanece dividida, ya que unos aseguran que esta empresa mata la flora y fauna y contamina los nacimientos de agua, mientras que otros creen que desde que inició operaciones ha llevado desarrollo al municipio y a sus habitantes.

La mina Marlin opera por medio de Montana Exploradora de Guatemala, subsidiaria de la canadiense Goldcorp, y empezó a extraer oro desde el tercer trimestre del 2005.

Maudilia López, lideresa de San Miguel Ixtahuacán, afirma que la población sobrevive en medio de la pobreza y augura la desaparición de afluentes, porque los mineros han perforado túneles y afectado la vegetación.

“Los beneficiados son los vecinos que allí trabajan, que al menos son 300 personas, pero las consecuencias en la salud se verán en pocos años”, advierte López.

Inversión social

Algunos pobladores afirman que la empresa Marlin los ha ayudado con trabajo e infraestructura y ha colaborado en educación, al contratar maestros, a quienes capacita en forma periódica.

Armando González, director Departamental de Educación, dice que esta empresa minera, además de contratar docentes, ha construido escuelas.

A estas opiniones sobre la empresa minera se une el vecino Crecencio Bámaca, quien asegura que esta le ha dado empleo a muchas personas.

Contamina

La Comisión Paz y Ecología de la Diócesis de San Marcos, por medio de Josué Navarro, aseguró que en noviembre último profesionales de la Universidad de Míchigan le practicaron estudios de orina y sangre a vecinos que viven cerca de la mina y reportaron que encontraron niveles elevados de metales tóxicos.

Agregó que se ha determinado que hay diferencias en la calidad de agua que consumen personas en las cercanías de la mina y quienes habitan en la periferia.

Aunque la empresa exploradora y explotadora de metales ha construido al menos dos puestos de Salud y un Centro de Atención Permanente (CAP) para atender a la población, ante cualquier enfermedad, Danilo Rodríguez, director del Área de Salud de San Marcos, afirmó que no ha sido como la minera ha pregonado, pues la contratación del personal la hace el Ministerio de Salud.

No hay dinero para el CAP

Lázaro Díaz Domingo, síndico, expresó que la empresa minera únicamente llegó a confundir a la población, porque en junio inauguró un CAP para que atendiera a los vecinos; sin embargo, hasta ahora no cuenta con personal ni presupuesto para que funcione.

POR AROLDO MARROQUíN / San Marcos

Herramientas

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.